ACTUALIDAD


Desiciones Acertadas


Por Dolores Gallo..


Desiciones Acertadas 

Todos los días tomamos decisiones con consecuencias buenas o malas para nuestro futuro. ¿Cómo hacer para elegir solo las correctas? Daniel Goldstein asegura que imaginarnos cómo seremos en el futuro es fundamental.

Todos los días, a cada hora, tomamos decisiones. Decisiones que en mayor o menor medida afectarán nuestro futuro para bien o para mal y determinarán qué tipo de personas seremos mañana. Pero es difícil ser totalmente consciente de esto en el momento de tomar la decisión. Daniel Goldstein, psicólogo estadounidense experto en comportamiento humano, explica que podríamos hacer mejores elecciones en el presente si logramos visualizar nuestro futuro. Con su equipo desarrollan instrumentos que ayudan a las personas a vislumbrar las consecuencias a futuro de sus decisiones actuales.

–¿Qué significa que nuestro yo presente está en batalla con el del futuro?
–Cuando tomamos decisiones, nuestro yo actual está al mando la mayoría del tiempo, es algo real y concreto que sucede ahora. Pero nuestras decisiones actuales afectarán nuestro futuro. Nuestra persona futura está lejos, no es aún real, es débil, no tiene ningún defensor que la represente frente a nuestro yo actual. Por eso, nuestro yo actual puede truncar algunos de nuestros sueños. Un ejemplo es el ahorro: hoy elegimos consumir, pero el yo futuro preferiría que ahorremos. Es entonces cuando comienza la pelea. La única oportunidad del yo futuro de hacerse escuchar es cuando el yo actual se acuerda de él. Necesitamos mecanismos de compromiso para nivelar esta fricción que es similar a un campo de batalla.

–¿Qué son los mecanismos de compromiso? 
–Son decisiones y acciones que tomamos con la cabeza fría, evaluando con objetividad los pros a futuro. Para actuar mejor, una buena ayuda es ponerse plazos y objetivos certeros, por que a veces nos resulta muy difícil resistirnos a las tentaciones. Por ejemplo, para un exfumador, un mecanismo de compromiso sería imponerse la regla de que no se permite fumar dentro de la casa y de la oficina. Para un bohemio, comprometerse a terminar un proyecto antes del deadline, o sea, de la fecha asignada.

–En una cultura que enfatiza los resultados a corto plazo y la gratificación inmediata, ¿no es difícil pensar en nuestro yo futuro?
–Incluso sin culpar a nuestra cultura, resistir las tentaciones es una de las acciones más difíciles en la vida. Resulta paradójico porque parecería ser muy simple. Empezar un proyecto, no comer cuando no tenés hambre… Aunque suene simple, todos sabemos lo difícil que resulta.

–¿Hay alguna clave para resistir a las tentaciones?
–El autocontrol, que es como un músculo, es la clave. Cuanto más se lo ejercita, más fuerte es. Es bueno implementar un sistema para que el autocontrol sea más fácil. Por ejemplo, cuando buscaba un departamento para vivir, trataba de que estuviera ubicado a veinte minutos de caminata del trabajo. Así me resultaba más conveniente ir caminando que en auto o en bus, y esto me obligaba a hacer cuarenta minutos de ejercicio al día. 

–¿Cómo podemos saber si estamos fallándole a nuestro yo futuro?
–Si tu yo presente muestra signos de que lo has estado malcriando, probablemente sea el momento de hacer cambios. Por ejemplo, si estás sufriendo porque gastás mucho, la ropa te ajusta porque comés de más o procrastinás demasiado, significa que en el pasado tu yo no pensó en su futuro, que es lo que te toca vivir hoy. Entonces, ahora es el momento de modificar el rumbo.

–¿Por qué nos cuesta tanto tomar las decisiones que nos harán felices en el futuro?
–Pensar en el futuro requiere esfuerzo y es complejo ya que siempre encierra un grado de incertidumbre. Por eso me gusta proponer herramientas que nos ayuden a pensar en el futuro. Por ejemplo, en el caso de las inversiones, las computadoras superan a la intuición y son buenas para armar pronósticos financieros. Otro ejemplo es una herramienta, que desarrollamos con Hal Hershfield, y que utiliza la realidad virtual para mostrarle a la gente cómo se verá en el futuro. En nuestros experimentos, las personas que pudieron “viajar al futuro” y fueron conscientes del estilo de vida que llevarían decidieron que era importante ahorrar más dinero para poder vivir mejor en su vejez. También existen algunas aplicaciones para smartphones que te muestran cómo serás en el futuro según tus hábitos.

–¿Si estuviéramos bien conectados con nuestro yo futuro, qué comportamientos deberíamos mejorar?
–Hacer ejercicio, comer mejor, dormir más, utilizar protector solar, no fumar, combatir el estrés; en definitiva, cuidar nuestra salud. Estos son comportamientos que nuestro yo futuro agradecerá enormemente. En la actualidad, estamos trabajando en programas para poder mostrarle a las personas cómo serán en el futuro según si adoptan o no esos hábitos. Al ser conscientes de las consecuencias, tomamos mejores decisiones.


nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte