INVESTIGACIÓN


Empieza con fe


Por Mariano Petrucci..


Empieza con fe 
La felicidad puede ser un momento, un detalle, un gesto. Fabián Muggeri creó un sitio web en el que recopila “días felices” de personas anónimas y famosas. La iniciativa revolucionó las redes sociales y tendrá su propio libro.  

Felicidad no tienes dueño, hoy conmigo y mañana por allá”. La romántica pieza de César “Banana” Pueyrredón abona la teoría de que ese estado no es permanente: llega, nos visita y, como vino, se marcha. Es un instante; a veces, hasta segundos. Lo importante, acaso, sea inmortalizar el momento. Donde sea, como sea. Eso se propuso Fabián Muggeri: recolectar días felices. Los propios y los ajenos.

Para ello, trasladó a Internet su iniciativa “Muchos días felices”, que prendió como reguero de pólvora en las redes sociales. Así, sin querer queriendo, ya recopiló más de dos mil anécdotas que fueron enviadas, por e-mail, a través de un texto –poético o narrativo–, una foto, una ilustración, un collage, un video o una canción. “El concepto es simple: contar aquello que vuelve y vuelve a nuestra memoria por la dicha que nos provocó. Puede ser un evento, un encuentro o una noticia que nos paralizó y que siempre evocamos en el recuerdo. El proyecto floreció a mediados de 2010, casi sin pensarlo, y el 1 de enero de 2011 puse on-line el sitio web. Lo que empezó con sesenta, setenta convocados, se transformó en una trama de felicidad que crece, día a día, a través del boca a boca, o del periodismo que se interesa y me brinda el espacio para difundir la movida. En la actualidad, además, sumamos una página de Facebook y un Twitter. Soy un eterno agradecido”, se sincera Muggeri, oriundo del barrio porteño de Palermo.

Este talentoso diseñador gráfico admite que lo que más le costó fue animarse a dar el puntapié inicial. Una vez dado el paso, fueron todas alegrías. “A mí esto no me quita tiempo; por el contrario, me da mucho placer hacerlo. Cada ‘día feliz’ me despierta curiosidad, interés. Saber qué es lo que hay detrás de cada caso es una actividad sanadora”, remarca quien se encargó, durante ocho años, de la identidad gráfica del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba). Y agrega: “Este año tuve la oportunidad de presentar ‘Muchos días felices’ en la provincia de Córdoba, en arteBA y en la Feria del Libro. La experiencia fue buenísima. Me encantaría replicarlo en todo el país, donde cada uno pueda compartir sus vivencias. Es como que se arma un ‘día feliz’ ahí mismo, entre todos los participantes”. 

Nueva York, marzo de 2011: se lo puede ver a Alberto Goldestein reposando en una cama. “Después de un día intenso de fotografiar, descanso en mi habitación del Chelsea Hotel”, reza el enunciado que acompaña la imagen. Por su parte, Andrea Servera realizó un bordado en el una familia hace piruetas sobre el lomo de una ballena. En pleno viaje de vacaciones, Sergio Salasa celebra estar enamorado y tener amigos. Y Carolina Waltersky escribió: “Cada vez que abro esa puerta / en el instante en que digo sí / dejo al polvo esparcirse / zumbar a los mosquitos / y crecer la hierba mala / Cuando creo entender algo / más allá de los caramelos / de las voces impostadas / que predican teorías / Estoy a punto / en la última puntada del tapiz / en la hora 25 de una mariposa”.

Hombres, mujeres, chicos, adolescentes, adultos, abuelos, anónimos, famosos: “Muchos días felices” es bien democrático. Sandra Mihanovich aparece cantando con su guitarra “O Leãozinho”: “El 15/11 nació León, hijo de mi ahijada, trasplantada de riñón. Esto para nosotros es algo así como un milagro. Caetano Veloso compuso esta bellísima canción; me hizo muy feliz traducirla y cantársela en nuestro idioma” (N. de la R.: en 2012, Sandra le donó el órgano a Sonsoles Rey Obligado).

La actriz Mercedes Morán fotografió una nota que le pegó su marido en la heladera, en la que le declara su amor. La artista Marta Minujín envió una vista nocturna de su Partenón de Libros, obra que creó en 1983. “Esa noche, Marta tomó conciencia de la dimensión de su performance”, aporta Muggeri. Y Diana Bellesi regaló esta líneas: “Este es un recuerdo suntuoso: tendría dos años, o tres, es una mañana de septiembre y brilla el sol sobre las cosas. Mi mamá me despierta y me lleva en brazos a los fondos de la casa; siento su olor, su calidez. Allí me dice dulcemente: ‘Voy a mostrarte qué es la primavera’. Me señala las flores de paraíso y me hace sentir su perfume, la calidez del sol y la frescura de la sombra, y bailamos apretadas bajo el cielo de la primavera. Fui feliz, el momento más feliz de mi vida, y en el ritmo y el silencio del amor de mi madre se selló mi destino de poeta”.

Gestos mínimos

Muggeri está convencido de que la felicidad es contagiosa. Lo repite una y otra vez, basándose en la cantidad de propios y extraños que le confiesan que ingresan en la web para sentirse bien. “Me cuentan que eligen un día de alguien al azar, y con eso se cargan las pilas. Eso me llena de satisfacción. Está bueno poder navegar en un sitio que te da energía, que te transmite una sonrisa”, acota. A través de esta súper red de bienestar y bonanzas, Muggeri se hizo casi un experto. Y advierte: “Hay quienes al consultarles sobre un ‘día feliz’, enseguida se remontan al más trascendente. Mi propósito es que registremos los pequeños gestos, los detalles que nos movilizaron y nos dejaron la sensación de felicidad. Puede ser aquel helado que degustaste, o una caminata con tu perro bajo el sol del otoño. No es mentira aquella frase de almanaque: ‘La felicidad está en las pequeñas cosas de la vida’”.

–¿Por qué decís que la felicidad no tiene buena prensa?
–Cuando nos preguntan si somos felices, el “sí” nunca sale automáticamente. Siempre parece que debiéramos disculparnos, citar algo que no va tan bien o remarcar que podríamos estar mejor. Ni qué hablar si escuchamos, vemos o leemos ciertos medios en los que lo negativo parece ser lo que manda. Todo lo que es terrible vende más: hagan la prueba de mirar dos días seguidos un noticiero y comprobarán cómo se oscurece su vida. La reiteración de la catástrofe es moneda corriente. Si mechan algo positivo, es un perro en Australia que dice “mamá” o alguna pavada por el estilo.

“Los recuerdos de mi infancia siempre son recuerdos de felicidad. Los días de verano en el río junto a mis hermanas, las siestas en el barrio adueñadas de la calle, comer naranjas al sol del naranjo del patio de mi casa, los cumpleaños en los que todos trabajábamos desde el día anterior haciendo maicenitas y tortas coloridas, las ‘subidas’ a ‘El Rodeo’ para ver la nieve. El sabor de lo simple y la sensación de libertad de esos años me hicieron pasar una hermosa niñez en Catamarca. Agradezco a mis padres y a mis cuatro hermanas, con quienes sigo compartiendo momentos esenciales. En Buenos Aires, mis ‘días felices’ son junto a Andrés, quien, día a día, me rodea de las pequeñas bellezas del mundo y es con quien conocí la verdadera vida en pareja. Nuestro día más feliz fue el de nuestro casamiento en 2010”, escribe emocionada Adriana Manfredi.

Muggeri tiene sus propias fuentes de regocijo: sus amigos, las fotos que él mismo toma con su cámara, disfrutar una película, una serie o un libro, o la cotidianidad que comparte con Juan desde hace trece años. “Nos casamos hace tres años, gracias a una ley que hizo feliz a mucha gente”, destaca. Y se ilusiona con que el libro de “Muchos días felices”, finalmente, salga a la luz: “Tiene doscientas páginas y, sinceramente, quedó espectacular. Ya está terminado, listo para entrar a imprenta, pero estoy esperando que alguna marca quiera asociarse a la ‘idea’ de la felicidad. A partir del sitio también surgió la editorial Muchos libros felices, que tiene como premisa editar libros que nos hagan felices. Nuestro primer título es Morón, con poemas y fotos de Juan Fernando García”.

–Pregunta obvia, seguramente repetitiva, pero inevitable. ¿Tu “día feliz”?
–Podría ser la concreción de este proyecto, pero prefiero elegir el día en que mi sobrino Manuel pudo ser trasplantado de ambos pulmones. Él sufre fibrosis quística y esta posibilidad le cambió su vida. Donar genera “muchos días felices”.




 Más información:
www.muchosdiasfelices.com
tengo@muchosdiasfelices.com

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte