ACTUALIDAD


Miradores del mundo


Por Daniela Calabró.


Miradores del mundo 

Apreciar las ciudades desde lo alto permite descubrir su entramado urbano, sus parques y la fisonomía de sus calles. Una cita obligada en cada visita.

Dueñas de geografías o arquitecturas caprichosas, muchas ciudades tienen plazas elevadas, rascacielos, campanarios o monumentos desde los que pueden apreciarse grandes vistas. 

Uno de los casos que más rápido viene a la mente es la cosmopolita Nueva York, llena de rascacielos y –claro– de miradores. Los dos más conocidos son las terrazas del Rockefeller Center y el Empire State. El primero posee tres azoteas a unos 250 metros de altura desde donde se ve el Empire State en primer plano. Quienes elijan al segundo, escalarán 320 metros y tendrán la majestuosidad de Manhattan y del Central Park frente a sus ojos. 

Sin embargo, las grandes urbes del viejo continente también tienen lo suyo: si hay una ciudad que merece ser vista desde el cielo, esa es París. Su diseño urbanístico es de los más prodigiosos del mundo, con rectas y diagonales exactas. Hay tres maneras de verla desde lo alto. La primera, y más famosa, es desde el tercer nivel de la Torre Eiffel, a 275 metros de altura; pero también son impagables las vistas desde los 50 metros que ostenta el Arco del Triunfo. Otra idea es visitar Montmartre, el barrio elevado que rodea a la Basílica del Sagrado Corazón al norte de la ciudad.

Los dos miradores más concurridos de Nueva York son las terrazas del Rockefeller Center y el Empire State. Desde allí se disfrutan vistas del bajo Manhattan y del imponente Central Park.

Florencia, en la Toscana italiana, no se queda atrás en lo que tiene que ver con grandes panorámicas. Visitar esta perla de Italia y no subir a la  Plaza de Miguel Ángel es casi un pecado. Desde allí, se ve cómo el imponente Duomo de Santa María del Fiore, el río Arno, el Ponte Vecchio y las Galerías Uffizi se confunden con los techos rojizos y las calles pequeñas de esta urbe cautivadora. 

Para quienes quieran un mirador cargado de romance, la opción segura es Praga, conocida como La ciudad de las cien torres, por la cantidad de campanarios y torres medievales que se alzan en su territorio. Todo esto es lo que se ve cuando uno asciende los casi 70 metros de la torre del Ayuntamiento, justo sobre el famoso reloj astronómico. A esta altura, se aprecian las torres góticas de la Iglesia nuestra Señora de Tyn y el impresionante duomo de la Iglesia de San Nicolás. 

A pesar de esto, la vista no es siempre lo más importante; en algunos casos, como el de Atenas, lo más valioso es el mirador en sí mismo. La Acrópolis, en donde se encuentra el Partenón, está sobre una colina que asciende 156 metros sobre el nivel del mar y funciona como un balcón natural hacia la capital griega. 

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte