TENDENCIA


Las celebrities hacen dieta


Por Daniela Calabró..


Las celebrities hacen dieta
Todos nos cuidamos la figura y las actrices de Hollywood no son la excepción. Las estrellas prefieren revolucionarios métodos que cambian cada año. Hoy hacen furor la Dieta Paleolítica, la BV6, la 5:2, la DASH y la llamada The Burn.  

Empezamos esta nota con una aclaración: las dietas que aquí se describirán no garantizan las piernas de Julia Roberts, las curvas de Jennifer Lopez o la cintura de la bella Angelina Jolie. En caso de quejas, debe maldecir a la genética. 

Esclarecido ese punto (el que avisa, no traiciona), pasamos a husmear de qué se tratan estos planes milagrosos que, cada año, llegan en vuelo directo desde la ciudad de Los Ángeles. 

Dieta Paleolítica

Conocida por mucha gente como “la Paleo” o como la dieta del hombre de las cavernas, esta filosofía alimentaria parte de una premisa que a primera vista puede parecer sencilla, pero no lo es: volver a comer como en los tiempos de los cavernícolas. 

El argumento que dan sus mentores es que la revolución agrícola llevó a que los seres humanos consumieran más alimentos de los que su cuerpo está preparado para procesar naturalmente. Por eso, proponen volver a los orígenes y, así, evitar el sobrepeso y otros males de la actualidad, como la hipertensión o la diabetes. 

Según su teoría, ocho mil años no es demasiado para el genoma de una especie, por lo que nuestro metabolismo sigue más preparado para recibir carnes, frutas y vegetales que granos, lácteos, azúcares, harinas y cualquier otro alimento que precise de un proceso industrial antes de ser consumido. Como contrapunto del vegetarianismo, los adeptos a esta dieta ponen a la carne en el combo de lo natural y aducen que sus proteínas fueron fundamentales en la evolución del ser humano, a través de miles de años de selección natural. 

Entre las celebridades que se sumaron a sus filas están Jessica Biel, Uma Thurman, Megan Fox, Miley Cyrus,  Matthew McConaughey y Natalie Portman. ¿Qué logros enumeran? Descenso de peso, disminución de las alergias, mayor energía, piel hidratada, dientes sanos y mejor calidad del sueño. Al parecer, es mucho más que una dieta para cuidar la figura. 

El nombre completo de esta dieta es Vegan Before 6. Con esas palabras alcanza para saber de qué se trata el plan: la idea es seguir un régimen vegano hasta las seis de la tarde y después comer lo que más nos plazca. 

Su creador, un crítico culinario del The New York Times, inventó el sistema cuando su médico le recomendó, por razones de salud, que se hiciera vegano. Como no concebía la idea de dejar del todo las carnes y los lácteos, se convirtió en un vegano a medio tiempo, o en lo que se conoce como un “flexivegano” (o “flexitariano”, cuando se es “casi” vegetariano). Venus Williams, Beyoncé y Gwyneth Paltrow fueron algunas de las famosas que se dejaron tentar por las promesas de la VB6: descenso de entre 5 y 6 kilos en un mes, limpieza del organismo y mejores valores de colesterol y glucosa en sangre. 

Uno de los problemas de esta propuesta es que plantea que las comidas más complejas de metabolizar se ingieran por la noche, todo lo contrario a lo que suelen recomendar los nutricionistas. Por eso, hay quienes adoptan una contrapropuesta: la de ser veganos de media mañana en adelante. 

Todos los que han probado diferentes regímenes para bajar de peso recordarán sin duda la Dieta de la Luna, en la que dependiendo de la fase lunar se realizaban ayunos de 26 horas. La 5:2 se basa en parámetros bastante similares, solo que los días de hambruna son dos por semana y no tienen que ver con las corrientes de los astros o los satélites. 

Los seguidores del sistema VB6 agregan a sus beneficios el hecho de no tener que adaptar sus vidas a la comida, como sucede con los veganos a tiempo completo. Luego de las seis, cuando la vida social exige más flexibilidad en la comida, esta dieta la permite. Eso sí, nada de atracones.

El plan consiste en comer cinco días con normalidad y hacer 48 horas de limpieza. Si bien se la conoce también como “la dieta del ayuno”, estas dos jornadas no deben atravesarse por completo sin alimentos, ya que están permitidas unas 500 calorías diarias. 
Nacida en Inglaterra como la Fast Diet, llegó rápidamente a los anales del espectáculo estadounidense y, desde allí, se extendió a toda América. El puntapié inicial lo dio una periodista londinense que, para escribir sobre el método, se sometió a cumplirlo por cinco semanas y logró reducir la grasa corporal en un 25%, además de bajar casi 7 kilos. Algunas de sus seguidoras son Liv Tyler, Jennifer Aniston, Angelina Jolie y Ben Affleck. 

La mayor contra de este plan, según dicen los especialistas, es que, si bien resulta ser un método efectivo para reducir un poco de peso sin mucho esfuerzo, no logra cambiar los malos hábitos alimenticios, por lo que no protege de enfermedades ni asegura que no haya un efecto rebote.


Esta es otra dieta que le debe su nombre a una sigla: en este caso, proviene de Dietary Approaches to Stop Hypertension. ¿En español? Enfoques Alimentarios para Detener la Hipertensión. Creado en los años noventa, este fue un plan del Ministerio de Salud estadounidense destinado a reducir los índices de presión alta en la población. 

Quienes recuerden la dieta Dukan verán algunas similitudes con esta propuesta, ya que ambas son proteicas e hipocalóricas. En la dieta DASH, hay dos fases: la primera es eminentemente proteica, mientras que en la segunda etapa, se incorporan poco a poco algunos hidratos de carbono. De este modo, el cuerpo comienza alimentándose de su propia materia grasa y se logra el descenso de peso, que luego se continúa de una forma menos drástica.  Si bien es una dieta que tiene varios años, hizo furor en la última media década, cuando salió de los anales de la medicina pública para llegar a las revistas de belleza femenina, con Penélope Cruz como una de sus abanderadas.  

The Burn 

Es una de las dietas preferidas de las celebrities por su promesa de logros rápidos. Se trata de la última creación de Haylie Pomroy, la nutricionista de las actrices Reese Witherspoon y Rachel Welch, entre otras celebridades. 

Una de las principales bondades de la dieta DASH es que incorpora todos los grupos de alimentos y que no es restrictiva en exceso. Lo que no hay que olvidar, sobre todo en la fase proteica, es la ingesta de mucha agua para no sobrecargar el trabajo de los riñones.

Esta vez, la propuesta es más rápida aún, con planes de tres a diez días, en los que se pueden bajar desde 1 kilo y medio hasta 5, respectivamente. La clave de esta dieta es que se centra en combatir las bacterias intestinales malas para dar lugar a las que ayudan a metabolizar bien los alimentos y a evitar las tan indeseables adiposidades localizadas. Por eso, el foco del plan no está en los platos permitidos o restringidos, sino en los complementos: se desayuna con batidos naturales, se toman tés de hierbas y sopas vegetales dos veces al día y se come una porción de frutas cocidas como última comida. Por fuera de estos brebajes, deben elegirse platos naturales y evitar las harinas y las grasas. De esta forma, se mejora el funcionamiento del hígado y del intestino, los principales agentes metabolizadores del cuerpo. De allí, el nombre The Burn: esta es una dieta en donde todo se quema.
Un consejo: antes de elegir alguna de estas opciones, consulte siempre con su médico nutricionista.

La nutricionista Haylie Pomroy se hizo famosa, hace algunos años, gracias a su revolucionaria dieta del metabolismo acelerado. El libro fue un best-seller y muchas actrices y modelos internacionales se confesaron fanáticas de ese recordado plan que ponía el énfasis en las proteínas.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte