Actualidad


Alto impacto


Por Revista Nueva.


Alto impacto
La prestigiosa World Press Photo eligió las imágenes más impresionantes del año que pasó. La foto ganadora refleja el drama de los refugiados.

Muchas veces las imágenes dicen mucho más que mil palabras. Capturar una mirada que habla, un gesto que delata una desgracia, un hecho de la naturaleza que cambiará la historia… es un instante y hay que estar allí para capturar ese momento. Tener reflejos y adelantarse al hecho: esa es la virtud de un reportero gráfico. Hace pocos días se dieron a conocer los nuevos ganadores de la edición número 59 del concurso World Press Photo, la máxima distinción del fotoperiodismo mundial. Esta vez, el drama de los refugiados fue protagonista. La imagen ganadora fue la del fotógrafo australiano Warren Richardson y lo dice todo. Un hombre pasa un bebé a través de un alambrado en la frontera entre Serbia y Hungría. Consultado sobre cómo obtuvo la imagen, Warren dijo: “Yo estaba en el lado serbio, donde casi no había policía, apenas un coche, y no estaban haciendo nada. Los refugiados podían tener problemas en el lado húngaro si se encontraban con los guardias fronterizos. La tomé de noche y sin flash y la titulé Esperanza en una nueva vida”. El comentario es simple, pero el impacto de la imagen, tremendo. Francis Kohn, el presidente del WPP tuvo palabras de halago para la foto ganadora: “Desprende una fuerza enorme en su sencillez, en especial porque la valla de alambre lo dice todo. Creemos que tiene todos los ingredientes para mostrar visualmente el drama que viven los refugiados. La situación es actual, pero la manera en que está sacada es clásica”.

Este concurso de fotoperiodismo es el más prestigioso del mundo. Y ganarlo no es nada fácil ya que hay que competir con otras 83.000 imágenes enviadas por más de 5700 profesionales de 128 países del mundo. Otra imagen premiada fue la que captó el fotógrafo ruso Sergey Ponomarev para The New York Times, donde se ve un barco con mucha gente intentado llegar a la orilla de la isla griega de Lesbos. En el rubro Naturaleza, el fotógrafo australiano Rohan Kelly recibió aplausos y el primer premio gracias a su foto de unas nubes que se desplazan rápidamente sobre la playa de Bondi, en Sydney.

“La fotografía no necesita mucha técnica –decía el gran fotógrafo Horacio Coppola–. Lo que importa es la cabeza y el ojo”. La frase del prestigioso artista argentino que vivió 105 años cobra mucha importancia hoy en la era del Photoshop, del retoque, de los programas y aplicaciones para mejorar las fotos. La fundación se vio obligada a pedir a los fotógrafos que sus obras fueran lo más fieles a la realidad posible para no engañar al público. No está permitido alterar la escena de la foto, mejorarla, prepararla, ni alterar los colores originales. También exigen transparencia acerca de los datos sobre cómo fue hecha la toma. 
La fundación World Press Photo nació en Holanda en el año 1955, y su principal objetivo es apoyar y promover el fotoperiodismo en todo el mundo. Con las fotos ganadoras se arma una exposición que viaja por 45 países y es admirada por más de tres millones y medio de personas al año.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte