Tendencia


Social Dining


Por Dolores Gallo.


Social Dining
Es la nueva tendencia que hace furor en el mundo y consiste en comer en casas de familia en cualquier ciudad del mundo. Cada vez hay más sitios web que organizan estos eventos culinarios puertas adentro.

Por mucho que nos guste salir, no hay como una buena cena en casa, con comida casera, en un ambiente íntimo y relajado. Además, cuando paseamos por el mundo, nos gusta conocer a los lugareños, espiar sus casas y probar platos regionales. Hoy Internet ha hecho posible reunir estos dos placeres y el nuevo fenómeno se llama social dining. Vivir un verdadero intercambio cultural, de eso se trata. 

Esta onda gourmet forma parte del fenómeno definido como consumo o economía colaborativa y que se basa en la premisa de que todos tenemos algo que puede interesarle a otra persona. Algo así como “lo mío es tuyo, lo tuyo es mío, y todos salimos ganando”. El consumo colaborativo existe gracias a Internet, ya que la Web posibilita la existencia de gran cantidad de sitios para conectar a quienes tienen algo que ofrecer con quienes buscan cubrir una necesidad. Estén donde estén y sin intermediarios. Eso es lo que hace Airbnb con las casas de los particulares o Blablacar con el espacio ocioso en los autos. Los sitios de social dining presentan a un chef o un aficionado a la cocina que abre las puertas de su casa y prepara una comida para desconocidos a cambio de recibir un pago. La idea es vivir una experiencia diferente. Los invitados, por su parte, pueden probar sabores típicos del lugar u otras especialidades, en un ambiente relajado, mientras comparten historias y anécdotas con gente de todo el mundo.

La forma de viajar y de conocer otras culturas ha cambiado totalmente gracias a Internet. Ahora se puede comer en casas de familia y degustar, como uno más, los sabores autóctonos de esa ciudad. 

VizEat es uno de los sitios pioneros de este fenómeno culinario. Originario de Francia, país donde tiene mayor éxito este boom, y con apenas un año y medio de historia, ya funciona en 60 países y tiene más de 60.000 usuarios y 10.000 anfitriones. “VizEat permite a los viajeros tener una experiencia local o internacional única, gracias a nuestra web, que conecta a turistas y anfitriones de todo el mundo”, explica Elena Soler, responsable de prensa. Además, el funcionamiento es muy sencillo y registrarse es gratis. “Basta con inscribirse, ya sea como usuario o como anfitrión, y completar el perfil. Los anfitriones podrán recibir en su casa, preparar sus recetas preferidas y fijar libremente el precio del menú. Como invitado, se puede elegir el tipo de comida, ya sea un desayuno, un almuerzo o una cena en la ciudad que desees”, agrega.

Por su parte, BonAppetour nació de la propia experiencia de sus fundadores. “Estábamos de viaje por Europa. Cuando llegó Nochebuena nos encontramos en Londres y todos los restaurantes estaban cerrados. Entonces, imaginamos qué lindo sería que nos invitaran a la casa de alguien para celebrar la Navidad. Por otra parte, usábamos mucho Airbnb para viajar, y nos encantaba la forma en que nos ofrecía la oportunidad de inte-ractuar con gente del lugar, así que pensamos en fusionar los dos conceptos en BonAppetour: un sitio que permite a los viajeros compartir una comida con la gente del lugar”, recuerda la CEO Rinita Vanjre Ravi. La seguridad, comenta, es uno de los principales escollos que frena a muchos interesados a abrir las puertas de sus casas a desconocidos. Por eso, ellos se toman muy en serio este tema. “Los usuarios deben conectar su cuenta de BonAppetour a sus perfiles en redes sociales (Facebook, Twitter y LinkedIn), y pronto implementaremos un sistema de verificación en el que los viajeros deberán escanear y enviar sus pasaportes”, dice.
Al igual que ocurre con las compras on-line, las opiniones y valoraciones de otros usuarios son determinantes. “Según encuestas que hemos hecho, alrededor del 80% de los usuarios elige entre una propuesta u otra a partir de las reseñas de otros usuarios”, explica Ignacio Cruz, de CookApp, un sitio de social dining made in Argentina que ha desembarcado en ciudades de Europa y Estados Unidos. 

Las reseñas incluso sirven de feedback a los propios creadores del sitio, para mejorar las propuestas. “Trabajamos mucho con los chefs para que las experiencias que brindan sean excelentes. Los comentarios nos dicen qué tenemos que mejorar en cada propuesta y son críticas constructivas para que el cocinero modifique lo que hace falta”, cuenta. En CookApp, ponen el acento en la calidad para diferenciarse de otros sitios con propuestas similares. “Creemos que es muy importante la conexión entre las personas y sabemos que, para que esto sea posible, el chef tiene que ser un gran anfitrión. Por eso, organizamos comidas de prueba, vemos la casa, verificamos que esté en buen estado”, aclara Ignacio.

La mejor forma de conocer otras culturas a través de su gastronomía está a solo un clic de distancia.

• Uno de los escollos que surgen cuando irrumpen nuevos agentes en el mercado es el tema fiscal y legal, ya que no existe un marco para estos nuevos rubros. “En CookApp, los chefs son los responsables de declarar sus ingresos. No nos consideramos una competencia directa con los restaurantes; somos servicios complementarios y son experiencias diferentes que pueden convivir, aunque las dos estén dentro del rubro gastronómico”, asegura Cruz.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte