Actualidad


Conversaciones del alma


Por Walter Dresel.


Conversaciones del alma
Walter Dresel es médico cardiólogo, homeópata y conferencista en superación personal. En 1988 fundó el Centro de Medicina del Bienestar y es el creador del Centro de Liderazgo y Administración de la Vida Humana. Ha escrito una veintena de libros.

- Los problemas, laborales o familiares, me afectan mucho y me terminan enfermando. ¿Cómo puedo fortificar mi salud emocional? 
Respuesta Querida amiga: los problemas de la vida cotidiana nos afectan a todos, pero el límite debe estar cuando dañan la salud, tanto física como emocional. No hay una receta mágica o universal para enfrentar estos conflictos. Pero aún así, hay una palabra que es clave y es “actitud”. La actitud es la disposición mental que tenemos para enfrentar los desafíos de la vida y es, a la vez, la capacidad de diseñar una estrategia para poder contenerlos y evitar el daño emocional. Una sugerencia es que hagas una clasificación de los conflictos para poder visualizar cuáles podés resolver con tu actitud o tu accionar y cuáles están fuera de tu alcance. Estos últimos no dejarán de impactar en tu cotidianidad, pero aprenderás a convivir con ellos porque sabrás que la solución no depende de vos. Entonces podrás centrar toda tu energía en aquellas que seas capaz de neutralizar con tus propias herramientas. Las emociones negativas se acumulan y desbordan nuestro cuerpo emocional, para proyectarse luego al cuerpo físico. Esto primero altera  las funciones de nuestros órganos y sistemas, y después genera enfermedades de difícil tratamiento. 

Pensar en positivo permite visualizar una solución desde la esperanza y no desde la oscuridad. La resiliencia es la capacidad que tiene cada individuo de rehacerse frente a la adversidad. Es también muy importante trabajar sobre tu autoestima, que no es otra cosa que aprender a poner límites para no ser invadida y a la vez no invadir territorios ajenos. Debés aprender a manejar la culpa. No te sientas culpable por situaciones que vos no hayas generado.

- ¿Cómo saber si estoy preparado para cambiar de trabajo?
Respuesta Querido amigo: si pudiéramos saber el resultado de nuestras decisiones en forma anticipada, la vida nos resultaría mucho más sencilla a cada uno de nosotros. Una de las características que tienen estas contingencias es que recién luego de un tiempo prudencial, podemos evaluar el impacto que esa decisión tuvo sobre nuestra vida y sobre la de quienes dependen de nosotros. No obstante ello, hay algunos parámetros que debés tener en cuenta. 

a) Considerar la solidez y la seriedad del ofrecimiento y de la empresa que lo sustenta. 
b) La remuneración. Cambiar es para crecer. 
c) Visualizarte en tu nueva función. 
d) El salto está señalando tu deseo y tu necesidad de crecer y desarrollarte de un modo diferente al que lo venías haciendo hasta ahora. Esto se llama innovación y marca un aspecto positivo de tu persona ya que no te quedás atrapado en una tarea para siempre, y sí mostrás la íntima convicción de que el cambio será positivo para vos.

Los seres humanos siempre le tememos al cambio, porque es ingresar en un territorio desconocido. Aún así es fascinante el desafío y estoy seguro de que te irá bien. 

Para enviar tus dudas y recibir sus consejos escribir a:conversacionesdelalma@nueva.com.ar

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte