Conversaciones del alma


Conversaciones del alma


Por Walter Dresel.


Conversaciones del alma

Walter Dresel es médico cardiólogo, homeópata y conferencista en superación personal. En 1988 fundó el Centro de Medicina del Bienestar y es el creador del Centro de Liderazgo y Administración de la Vida Humana. Ha escrito una veintena de libros.


-Siempre tropiezo con la misma piedra. En el amor no sé elegir bien, y en el trabajo no logro dar con “esa” tarea que me llene el alma y me haga disfrutar todos los días. Sé que hay algo que debo cambiar en mí, pero no logro descubrir qué.

Respuesta Querida amiga: ya has recorrido la mitad del camino al darte cuenta de que debés cambiar algo o mucho. Cuando en forma reiterada fracasamos en las distintas áreas de nuestro desempeño, es claro que el problema no está afuera de nosotros, sino en nuestro interior. Lo primero que tenés que definir es qué querés para tu vida.


No es una tarea corta ni sencilla, pero sí de capital importancia. Una vez que descubras eso, serás mucho más certera en la elección de tu pareja, pues esta deberá reunir ciertas condiciones que ya estableciste en el diálogo interno que llevaste adelante y que te ayudó a conocerte mejor. Del mismo modo, en lo laboral deberás confrontar si tus expectativas están de acuerdo con lo que tu trabajo te ofrece, y en caso de que no sea así, deberías buscar actividades que sean gratificantes fuera de tu horario para compensar el grado de insatisfacción que tenés. Las respuestas están en tu interior. Buena suerte.


-Tengo la costumbre de dejar para mañana lo que debo hacer hoy. Las tareas, en todas las áreas, se amontonan y no puedo encararlas. ¿Cómo destrabo esta situación?

Respuesta Querido amigo: al postergar obligaciones pasándolas para otro día estás demostrando varias cosas. Ante todo, puede haber un cuadro de ansiedad y angustia por la responsabilidad de las tareas asumidas, pero también quizás estás atravesando por un período un poco depresivo, en el que todo cuesta mucho más.


Creo que ordenar los pensamientos, las tareas por realizar y establecer prioridades es lo primordial. Un buen ejercicio es tomar una agenda y escribir a lo largo de un día todo lo que hacés y lo que no hacés. Allí sucederá algo muy curioso y es que podrás comprobar que hay una enorme cantidad de tareas que pueden ser delegadas y que las otras, las que sí o sí requieren de tu presencia, son las que postergás.


En definitiva, se trata de un problema de orden interno y de clasificación de aquellos quehaceres que te competen y que están bajo tu responsabilidad. Tratá de confeccionar una lista de lo que tenés que hacer al día siguiente y marca con una X aquellas tareas que creés que solamente vos podés realizar. Y entonces, enfocate en esas. Dejá las demás para los días subsiguientes o delegá en otros el realizarlas.


Esta es una sección abierta para que participen todos los lectores. Envíen sus dudas y recibirán los consejos. Pueden hacerlo a:

e-mail: conversacionesdelalma@nueva.com.ar

Twitter: @Revista_NUEVA

Facebook: NUEVA La Revista del Interior

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte