Investigación


Un mundo efímero


Por Tamara Smerling.


Un mundo efímero
Millones de personas se comunican, se relacionan y se informan a través de las redes sociales. ¿Por qué Facebook es el que tiene la mayor cantidad de usuarios? ¿Es cierto que se estancó y dejó de crecer? ¿Snapchat llegó para quedarse?

En un primer tiempo fueron Facebook, MySpace, Cyworld o Linkedin. Más tarde, Sónico, Orkut, Flickr, Yahoo 360, DevianART. Le siguieron Instagram, Tumblr, Snapchat, Bebo o los 140 caracteres de Twitter. Miles de millones de adultos, adolescentes y jóvenes se informan, se comunican o se relacionan a partir de estas redes sociales. En la actualidad, existen más de doscientas diferentes y se calculan unos ochocientos millones de usuarios en todo el mundo. Una tendencia que crece y se bifurca cada mes. Sin embargo, lo que en un principio fueron solo contactos y aproximaciones sociales, se transformó –con el tiempo– en una serie de usos y costumbres, con nuevos modos de hacer, de comunicar, de acceder a la información y, también, de significar lo social como hecho colectivo. Hasta de construir conocimientos en la red. 

Lo público y lo privado también pasaron a adquirir otras formas y conceptualizaciones, y las redes, a perfeccionar sus técnicas para atrapar a sus usuarios o contactos más frecuentes. Los nuevos espacios de la red también nos propusieron distintas formas de participación social, de generación de contenidos y hasta de contactos, pero ¿qué cambió en estos años? ¿Cómo se fueron modificando sus usos y costumbres? ¿Facebook quedó atrás? ¿Qué se utiliza más, Twitter o Instagram? ¿Snapchat llegó para quedarse? ¿Por qué es el preferido de los anunciantes y la generación Sub-30?

La migración y el cambio de algunos usuarios de una red social a otra se dieron de un modo acelerado. El uso de Snapchat, sobre todo entre los jóvenes y los adolescentes, dejó en apariencia, una gran cantidad de visitantes de Facebook en el camino. Y a esto se le suma la afirmación de los especialistas, de que Snapchat ya no es una herramienta para mandar mensajes privados solo entre los adolescentes: se erige, en cambio, en una plataforma de noticias en la que más de veinte grandes empresas de medios cuentan con perfiles en Discover, su canal exclusivo de noticias, con videos de solo diez segundos. El tiempo suficiente para dar a conocer un buen informe.  

Mónica Trech, coordinadora del Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías (PENT) de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), dice que es preciso reconocer que el crecimiento de Snapchat se dio de manera vertiginosa. “Esta red social tiene varias características que en el PENT FLACSO ya tratábamos hace unos tres años: lo ubicuo (porque los jóvenes lo usan desde sus celulares), lo gregario (porque se comparte con los amigos, pues los adultos de más de 35 años solo suman el 4 % de los usuarios) y lo efímero (en segundos se borra lo que envío, a menos que lo sume a mi historia personal, en cuyo caso durará apenas 24 horas). Eso de contar el aquí y el ahora para mis pares pero que desaparezca nos muestra que, por lo visto, no hay necesidad o deseo de ir dejando huellas de identidad, como ocurre con Twitter o Facebook. Es probable que se ajuste a prácticas y necesidades de cierta franja de jóvenes y adolescentes y, por eso, tenemos que analizar estos usos para entender mejor lo que les pasa”.

Facebook sigue siendo la red social con mayor cantidad de usuarios: el 80 %. Sus consumidores, además, utilizan los servicios con mayor frecuencia que los de otras redes: el 50 % lo frecuenta –al menos– una vez por día.

El Informe 2016 de Global Web Index’s, titulado “GlobalWebIndex’s quarterly report on the latest trends in social networking” –una investigación realizada entre cincuenta mil usuarios de la red, de entre 16 y 64 años, en 34 países del mundo (Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Irlanda, Japón, Portugal, Estados Unidos, Vietnam, Singapur, Turquía, Taiwán, España, Argentina, entre otros)–, indaga en el tiempo que se dedica a las redes, los comportamientos en los diferentes dispositivos y las acciones que llevan adelante los usuarios en las plataformas o aplicaciones. Entre otras cosas, determinó que Facebook sigue siendo la red social con mayor cantidad de usuarios: el 80 %. Sus consumidores, usan los servicios con mayor frecuencia que los de otras redes: el 50 % lo frecuenta, al menos, una vez por día. Instagram, según el Informe, alcanzó una mayor cantidad de usuarios y superó a Twitter (en cantidad de visitantes, en 13 de los 33 países encuestados), y ejerce una gran ventaja sobre el grupo de 16 a 24 años. 

Las audiencias más jóvenes y en ascenso son Snapchat, Instagram y Tumblr. Facebook y LinkedIn, por su parte, llevan las audiencias más antiguas. La popularidad de Snapchat, entre los adolescentes, se mostró considerable: más de dos tercios son miembros, en lugares como Suecia, el Canadá, los Países Bajos, el Reino Unido, Bélgica y los Estados Unidos. 

La explicación de Federico Huber, quien trabaja como consultor en estrategias digitales, es que Snapchat es la nueva marca de las generaciones más jóvenes, que late a un ritmo muy diferente de las redes sociales que conocimos hasta ahora: “Los millenials tienen una forma de mensajearse que parece un juego, es efímero y les permite expresarse con toda su intensidad: Snapchat. Es superfácil de usar. Ya tiene más usuarios diarios que Twitter –ciento cincuenta millones–, se ven diez veces más videos que en Facebook, y crece a un ritmo explosivo. Es un espacio ‘privado’ de conversación. En Snapchat tus padres no te mandan solicitudes de amistad –como ocurre en Facebook– y el contenido que enviás es como los sobres de Misión imposible, se autodestruye”. 

En este sentido, Huber reconoce que si bien Snapchat tiene solo un poco más de dos años en el mercado, se instaló como “una plataforma publicitaria consolidada”. Los anunciantes y los publicitarios lo adoran: “Les interesa el tono informal que los ayuda a vencer la resistencia del espectador. Los políticos, por su parte, encontraron el lugar en donde la narrativa de cada candidato hasta parece cool. Hoy sin ‘Snaps’ no se llega a los menores de 30. Es un público que se informa por las redes, el 41 % lo usa todos los días y solo 6 % mira televisión. Se trata de una plataforma que solo funciona en teléfonos inteligentes, es decir, una porción chica de la audiencia total, pero muy preciada por los anunciantes. Facebook no está muerto –tiene la mayor audiencia– pero es cierto que dejó de crecer y que sus usuarios son la mayoría de escritorio”. 

Evan Spiegel, el niño mimado de Sillicon Valley, creó Snapchat junto con Bobby Murphy y Reggie Brownmientras estudiaban en Stanford. Primero se llamó Picaboo y solo se podían publicar fotos y destruirlas rápidamente para que nadie más las viera. Al poco tiempo se convirtió en furor.
  
Por su parte, la periodista Irina Sternik, especializada en Tecnología y autora de www.ladob.net, sostiene que el consumo de información está cambiando muy rápidamente. “En las redes sociales, los tiempos de sobrevida y fidelidad son mucho más cortos que en la vida analógica. Teniendo en cuenta esta vorágine, podemos decir que a cada una de las redes las define un rango etario determinado. En Facebook están los padres, en Twitter no tanto. En Snapchat los adolescentes, en Instagram los Millenials, las marcas y los famosos. Claro que nada de esto es literal y cuando se mezclan los mundos, arde Troya. Ahora Snapchat acaparó toda la atención con sus filtros, cambios de looks, mezclas raras de emoticones vivientes y realidad aumentada que nos permite jugar. En Internet todo es temporal. Las horas que se le destinan hoy a estas redes decrecen día a día y mientras tanto, hay que aprovechar la novedad –cuenta Irina entusiasmada. Y concluye–: Las marcas siguen brillando en Instagram y si bien Snapchat es la más chiquita (cien millones de usuarios contra mil doscientos de Facebook), es la preferida de los jóvenes, el 86 % de sus usuarios tiene menos de 35 años. Miran ocho mil millones de videos al día y hasta los políticos y grandes medios la eligen para contar tus historias: efímeras y descontracturadas”. 

En el universo de las redes, las historias se esfuman en menos de 24 horas. ¿Mundo efímero o no tanto?
¿Cómo y cuándo surgieron las redes sociales? 
El primer antecedente se remonta a 1995 cuando un exestudiante universitario de los Estados Unidos creó una red social en Internet: classmates.com (compañeros de clase.com), para mantener el contacto con sus antiguos compañeros de estudio. Dos años más tarde, en 1997, cuando apareció SixDegrees.com (seisgrados.com) se generó, en realidad, el primer sitio de redes sociales tal y como lo conocemos hoy, que permitió crear perfiles de usuarios y listas de “amigos”. A co-mienzos del año 2000, especialmente entre el 2001 y el 2002, aparecieron los primeros sitios que propiciaban el armado de redes basados en círculos de amigos “en línea”. Estos círculos se popularizaron un año más tarde, con la llegada de redes sociales específicas, que se ofrecían ya no solo para reencontrarse con amigos o crear nuevos contactos, sino como espacios de intereses afines.

Fuente: “Los adolescentes y las redes sociales”. Programa Escuela y Medios. Ministerio de Educación. Presidencia de la Nación. Septiembre de 2010.  

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte