TENDENCIA


¿El fin de los SMS?


Por Gustavo Sencio.


¿El fin de los SMS? 
Los continuos avances tecnológicos abren el interrogante respecto del futuro de los mensajes de texto. La aparición de otras herramientas gratuitas disminuyó la cantidad de envíos, aunque los especialistas sostienen que los SMS mantendrán su vigencia.

Todo tiene un final, todo termina. Como en la vida real, ninguna creación del mundo tecnológico está ajena a las reglas de la ley biológica. Esa que indica que un producto determinado cumple inexorablemente un ciclo, por lo que su fecha de inicio y su certificado de defunción están sellados a fuego. Esta podría ser la síntesis perfecta de lo que sucede con los mensajes de texto. Surgidos como una novedad para los usuarios de telefonía celular, se convirtieron en una herramienta fundamental para el día a día. 

No obstante, los constantes avances del planeta IT hacen que los llamados “SMS” pierdan protagonismo con el paso del tiempo. ¿Por qué? Antes que nada, tienen un costo. Y, en paralelo, surgieron servicios gratuitos, como el chat de los usuarios de Blackberry, del iMessage (de Apple), del ChatOn (de Samsung) o del WhatsApp, que además son más veloces. “Las aplicaciones que durarán son las estándar y las que pueden ser utilizadas por todos los usuarios. Creo que las que pertenecen a marcas puntuales tienen una vida más corta. WhatsApp o el chat del Blackberry van a ser superados por otros servicios que todos podrán usar”, advierte, sin embargo, el consultor Alejandro Prince.

Está claro que la velocidad a la que se desarrollan las herramientas virtuales es diferente de la de otros sectores de la sociedad o de la economía misma. En esa línea de razonamiento, Prince afirma: “Los ciclos en la IT son más cortos. Y es normal, porque es parte de la ley de la tecnología. La velocidad a la que surgen este tipo de herramientas es enorme”.

El indicio parecería ser contundente. Como un signo más de la evolución en las comunicaciones digitales, el mercado estadounidense de los mensajes de texto entre teléfonos celulares experimentó un declive por primera vez en su historia. El dato surgió de un estudio realizado por la consultora de mercados Chetan Sharma, que reveló que durante el tercer trimestre de 2012, tanto el envío de SMS como las ganancias de los operadores por este concepto en los Estados Unidos sufrieron una inédita reducción.
 
¿Sin sorpresa? 

Los resultados no tomaron por sorpresa a los analistas, si se considera que otros mercados occidentales, donde la penetración del servicio alcanzó a entre el 70 y 90% de los usuarios, habían comenzado un proceso de baja, al que Estados Unidos se había resistido hasta ahora. De acuerdo con el relevamiento de la consultora, los principales factores que están provocando la caída del otrora fenómeno de las comunicaciones digitales son, precisamente, los servicios de mensajería vía Internet, como WhatsApp, iMessage o BlackBerry Messenger, a lo que se suma la lentitud con que los operadores han reaccionado respecto de su estrategia.

No obstante, también están quienes sostienen que el SMS seguirá dominando en tráfico e ingresos, al menos hasta 2016. “Crecen en todo el mundo. Todo el tiempo están saliendo nuevos productos o servicios que aprovechan esta sencilla conexión con gran alcance y cobertura. Localmente, se ve un fenómeno social, de uso masivo, con planes promocionales de las telefónicas para alentar un mayor consumo”, afirma, categórico, el consultor Ricardo Altobelli, gerente de Productos de BDTSolutions. “El uso del SMS es un fenómeno mundial y su utilización seguirá en aumento con las particularidades que imponga cada tipo de sociedad. En los países desarrollados, crecerá como medio de comunicación entre las empresas y los usuarios, no solo por su costo, sino también por su masividad.

En los países en vías de desarrollo, el uso del SMS crecerá como portador de información que no puede distribuirse de otro modo, ya sea por escasa penetración de Internet o por imposibilidad de implementar líneas fijas”, opina Marcela Carbajo, CEO de MovilGate. Al respecto, un estudio publicado por la consultora Telecoms & Media presenta datos contundentes: WhatsApp, BlackBerry Messenger y otras compañías generarán el 35% del tráfico total de mensajería en el móvil en 2016, pero solo un 8% de los ingresos. Frente a ellos, los SMS generarán el 42% del tráfico, pero el 65% de los ingresos totales.

“Frente al mito de que el WhatsApp ha matado a los SMS, esto demuestra que no solo no han muerto, sino que están muy vivos. Tanto, que generarán 138.500 millones de euros en Europa Occidental durante los próximos cuatro años. Pese a que es bastante menos que hace un tiempo, se trata de un negocio todavía muy jugoso”, subraya el relevamiento. La conclusión apunta a que el menor volumen de mensajes no afectará el negocio, pero la realidad indica que esta herramienta perderá terreno frente al avance de las nuevas aplicaciones.

Alzas y bajas

En España, por ejemplo, el número de SMS enviados no ha dejado de descender desde 2007 (cayó un 27%), y los ingresos de las operadoras provenientes por este servicio bajaron un 26% en los dos últimos años. En Holanda, Noruega o Dinamarca, el derrumbe es similar. Los analistas proyectan que, en estos países, es muy probable que la mensajería instantánea supere a los SMS en tráfico mucho antes de 2016. Sin embargo, la contracara la representan otros mercados con alta penetración de smartphones (teléfonos inteligentes) en los que aumenta el envío de SMS. Aunque esa suba es menor a la de años anteriores, las estadísticas muestran la tendencia alcista: un 42% en Francia, un 15% en el Reino Unido o un 10% en Finlandia. 

El tema del costo no pasa inadvertido a la hora de proyectar el futuro de los SMS. No obstante, para Carbajo, la migración de los usuarios hacia la comunicación a través de otras tecnologías dependerá de su masividad: “Un SMS lo puede enviar y recibir cualquiera; en cambio, un tweet o un mensaje por el Blackberry Messenger solo se puede mandar a usuarios específicos que tengan cuentas o teléfonos que permitan esa tecnología. No nos olvidemos de que los teléfonos inteligentes representan, por ahora, menos de un 30% del mercado”, concluye.

Según datos de la ITU (International Telecommunication Union), durante el año 2011 se enviaron más de 7 billones de mensajes de texto o, dicho de otra manera, cada segundo se mandaron 193.000 SMS en todo el mundo. Es decir, el uso de esta herramienta sigue siendo una de las características más populares de los teléfonos móviles, más allá de la edad de los usuarios. De hecho, hay terminales que siguen apostando por la sencillez y el envío de SMS, con un público objetivo como son las personas mayores. 

¿Cuál es el segmento que recurre al SMS para comunicarse? Lo responde Altobelli: “Lo que vemos es que es un uso transversal para todo tipo de segmento. Cada persona tiene un celular en su bolsillo, y está dispuesta a enviar y recibir un mensaje de texto. Debido a su naturaleza, este tipo de comunicaciones no molesta mientras se atiende una llamada o se está en una reunión o viajando. Y es posible contestar al instante o luego de algunos minutos. El que envía sabe esto, así que tiene conciencia de que la respuesta depende de lo que esté haciendo el destinatario”. Por otra parte, el consultor califica a este fenómeno de “transgeneracional”, ya que explica que hoy podemos ver a un nieto que se comunica con su abuela por medio de mensajes de texto con total naturalidad. 

Mensajes para todos

En este contexto, no quedan dudas de que, por tratarse de un medio virtual al alcance de todos, el uso del SMS está generalizado e incorporado en los hábitos sociales. Sin embargo, para Carbajo, hasta las empresas han encontrado en los mensajes de texto un mecanismo de comunicación complementario a las comunicaciones convencionales. Hay casos puntuales que se destacan: el mercado de seguros y bancos son sectores de la economía global que han adoptado este medio para lanzar avisos de consumos, alertas o campañas de marketing directo, como forma de adelantar cierta información que típicamente se envía luego por correo electrónico con toda la estética corporativa. Por eso, la consultora subraya: “El SMS es utilizado por todos los segmentos”. 

Y expone sus razones: “Una de las características singulares de esta tecnología es que fue rápidamente utilizada por todo el mundo, sin distinción de edad o nivel socioeconómico. Es muy común ver a personas mayores, que tienen poca familiaridad con la tecnología en general, enviar o recibir mensajes de texto sin problemas, para contactarse con sus familiares”, concluye el consultor. Altobelli coincide con el diagnóstico: “La capacidad de iniciar transacciones o notificar cambios de estados en estas transacciones ha convertido al SMS en un mecanismo conveniente y económico para un arco importante de mercados”. 

¿Qué sucederá de aquí en más? ¿Se acentuará la tendencia que muestra una mayor utilización de otras aplicaciones, en desmedro del ya tradicional SMS? “Es probable que el SMS quede en uso solo en ciertas circunstancias. Primero y principal, hay un tema etario: los jóvenes van a migrar rápidamente a nuevas tecnologías, pero la gente de determinada edad seguirá usando el mensaje de texto. Esto, en cuanto a los mensajes de persona a persona”, señala Carbajo. Desde su visión, el SMS también tiene otros usos comerciales: “En estos ambientes, el SMS seguirá siendo irremplazable”, indica el consultor.

¿Qué lugar ocuparán WhatsApp, BlackBerry Messenger y otras compañías? “Estas herramientas requieren otro tipo de conectividad y dispositivos. Son muy utilizadas, pero aun se mantienen en el segmento de los smartphones. Pese a esto, se ve claramente que los fabricantes de celulares de última generación mantienen con gran preponderancia en su manejo el servicio SMS, porque saben que es el único medio, además de la llamada, que puede alcanzar cualquier destino celular”, responde Altobelli. 

Para el final, el consultor les deja un mensaje de esperanza a aquellos amantes de los SMS: “Cada día salen nuevas aplicaciones que utilizan SMS para gestionar una comunicación. Los avances tecnológicos eventualmente podrán desplazar al SMS, pero mientras exista la comunicación celular, el SMS sobrevivirá. A las compañías telefónicas les conviene, el ancho de banda de un SMS es centenares de veces menor que el necesario para un minuto de llamada de voz celular, por lo que en un futuro cercano veremos nuevas promociones que alentarán el uso de SMS, en vez de llamados, por razones operativas obvias y porque no requieren nuevas inversiones en la red”.

No obstante, Carbajo finaliza argumentando: “De cualquier manera, luego de trece años de trabajar en el área de servicios móviles, ya hemos aprendido que cualquier predicción a más de tres años es futurología. Los cambios son vertiginosos y hemos visto varias veces surgir de la nada nuevos servicios o soluciones que reacomodan el tablero”.

Corto, pero efectivo 

Apenas trece espacios. Su extensión fue muy reducida. Pero, a pesar de su pequeño tamaño, aquel primer mensaje de texto, enviado hace veinte años (el 3 de diciembre de 1992), quedó en la historia. “Feliz Navidad”, transmitía el SMS de un ingeniero británico llamado Neil Papworth. Ese fue el primer mensaje que se enviaba en la historia de las telecomunicaciones. En aquel entonces, los teléfonos móviles no tenían teclado alfanuméricos, por lo que el SMS fue enviado a través de una computadora. Papworth trabajaba, junto a un equipo de desarrollo, en un sistema que permitiera a los empleados de una compañía de telecomunicaciones mandarse mensajes breves entre ellos, para transmitir pequeños avisos. Y el proyecto funcionó: el mensaje fue enviado a su amigo Richard Jarvis, quien estaba celebrando las fiestas navideñas en la empresa. De esta manera tan simple, nacía el concepto, y se trabajó como otro servicio para los clientes que contratasen alguna línea móvil. Después, fue un boom…


nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte