INVESTIGACION


Solo una cuestión de actitud


Por Diego Ramos.


Solo una cuestión de actitud 

¿Por qué nuestros atletas de elite no logran ser campeones a nivel internacional? Los especialistas reflexionan sobre la importancia de detectar en las escuelas a aquellos que, potencialmente, puedan aspirar a una medalla olímpica.

Si bien cada fin de semana las crónicas deportivas suelen hacer foco en los deportistas argentinos y los récords de un Lionel Messi criado en España, de Juan Martín Del Potro en tenis, de Manu Ginóbili en basquet o, en el último tiempo, de Sergio “Maravilla” Martínez en boxeo, no son tantos los locales que consiguen dejar escritos sus nombres en las listas de conquistas deportivas del mundo. 

Aunque los Juegos Olímpicos de Londres de 2012 dejaron trofeos en nuestras vitrinas como la medalla de bronce que se colgó Del Potro y las de los regatistas Juan de la Fuente y Lucas Calabrese, la de plata de las inoxidables Leonas, la de oro del taekwondista Sebastián Crismanich y el diploma del lanzador de bala Germán Lauro, la sensación es que falta mucho camino por recorrer para formar verdaderos atletas de alto rendimiento.

¿La razón? La raíz de esta falencia se encuentra, como suele suceder casi siempre, en los primeros años de educación. Basta un ejemplo: tanto a Braian Toledo (que fue medalla de oro en el Campeonato Iberoamericano de Atletismo de 2012) como a Lauro les detectaron su capacidad deportiva en las clases de Educación Física. 

“En general, los docentes están abocados a su labor específica y casi ninguno piensa en el alto rendimiento. El tema es que no tenemos un programa o plan de fondo que forme atletas desde la escuela. Recién se detecta un talento cuando resalta”.?Jorge Fillón

El planteo no es arbitrario, sino que tiene su sustento estadístico. Un trabajo del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) señaló que, por estos pagos, el 80% de los alumnos de primaria con menos recursos no hace deporte fuera de la escuela –en la secundaria, esa cifra sería del 70%–. ¿Las causas?.

“La escasez de lugares públicos de entrenamiento en el país, la ineficiente motivación para la práctica del atletismo en Educación Física y la decadencia de los torneos intercolegiales”, destaca el informe. La “articulación débil” entre el nivel escolar y el alto rendimiento tiene otros elementos contrastantes: la falta de “ojo clínico” de muchos profesores y la carencia de sitios donde estos chicos se desarrollen. 

“En general, los docentes están abocados a su labor específica y casi ninguno piensa en el alto rendimiento. Y si así fuera, hay muy pocos planes que puedan contener y desarrollar a un atleta de elite”, asegura Jorge Fillón, entrenador de la Selección Nacional de Gimnasia Aeróbica de la Confederación Argentina de Gimnasia (CAG), disertante de cursos y entrenamientos nacionales e internacionales en Gimnasia Aeróbica Deportiva (además, aunque ya no esté compitiendo, fue campeón a nivel nacional –nueve años consecutivos–, sudamericano, panamericano y mundial).  

–Germán Lauro o Braian Toledo fueron descubiertos en la escuela. ¿Qué nos falta todavía para que aparezcan más ejemplos como ellos? 
–El tema es que no tenemos un programa o plan de fondo que forme atletas desde la escuela.?Recién se detecta un talento cuando resalta, cuando el desafío debería ser detenerse en aquellos que potencialmente pueden llegar lejos. En la Argentina llega quien tiene apoyo de su propio entorno, ya que el otro apoyo –el gubernamental, económico– se da recién después de demostrar algún logro. El que tiene cierto nivel es porque fue a un colegio o a un club donde se practica alguna disciplina, y después lo complementa por su cuenta. O sea que a los más humildes, por más que tengan todo para ser campeones olímpicos, les resulta muy difícil llegar.  

–¿Pero no creés que es importante para un país forjar atletas que obtengan buenos resultados en altas competencias internacionales?
–Claro, pues serían ejemplos a seguir y, en consecuencia, contagiaría a muchos más chicos a practicar un deporte. Esto bien puede apreciarse cuando un deportista se destaca en cierta competencia y los chicos juegan en los recreos diciendo “yo soy tal o cual”, refiriéndose a ese deportista que se destacó.

–Jorge, ¿necesariamente la Educación Física debe preparar a los alumnos para la orientación deportiva? 
–Absolutamente. Es clave cimentar una buena base. La diferencia la hará el docente que esté involucrado, comprometido y que les dé importancia a los destinatarios, los alumnos. Hay que comprender que la Educación Física es fundamental para la educación integral del individuo, porque educa su cuerpo y sus movimientos, mejora la salud y fomenta un buen desarrollo motor, que lo ayudará en otras áreas. Y enseña valores y principios: el aprender a ganar, a perder y el compañerismo.

–¿Existe un ABC para ser un atleta de alto rendimiento?
–Lo que primero debe tener es pasión por lo que hace. Luego, debe demostrar fuerza de voluntad, disciplina, perseverancia, respeto por las reglas. Si a ello se le suma el talento, entonces podemos llegar a estar frente a un hipotético campeón olímpico.   

Ampliar el campo 

“Para que aparezcan más talentos se necesita una política deportiva acorde con las necesidades del país, por lo que hace falta que los dirigentes llamen a los que saben. Pero armonizar el saber y el poder ha sido espantosamente difícil en la Argentina”, asegura el profesor Mariano Giraldés, con más de cincuenta años de experiencia, docente universitario y teórico de la materia.

Según quien fue asesor del Comité Olímpico Argentino, no hay que olvidar tampoco que la Educación Física en la escuela, con la competencia incluida, debe ser para todos, específicamente para los menos aptos y desprotegidos. Por ello, hay que abogar para que los clubes y las federaciones intensifiquen sus esfuerzos para la detección de talentos. 

“Las escuelas se diseñan sin superficies para las prácticas corporales. No entendimos todavía que no existe una educación integral sin una educación corporal en serio. Por eso, los profesores tenemos que dar clases en el patio de recreo, en pasillos o en el campito de al lado. Creo que deberían organizarse muchos centros deportivos, en los barrios, en las ciudades grandes y en lugares accesibles y cómodos en las ciudades del interior, construidos, organizados y financiados por los gobiernos nacionales, provinciales y municipales. Esos centros deberían ser usados por todos los públicos: en ciertos horarios, por las escuelas, para sus clases de Educación Física, y en otros horarios, por toda la comunidad”, propone Giraldés. 

“Para que aparezcan más talentos se necesita una política deportiva acorde con las necesidades del país, por lo que hace falta que los dirigentes llamen a los que saben. Pero armonizar el saber y el poder ha sido difícil en la Argentina”.?Mariano Giraldés

–¿Qué sentís con respecto a la idea de los talentos detectados?
–Tendrían que poder elegir lo que quieren hacer con su talento y sus cuerpos. No deberían transformarse en herramientas de sus padres, dirigentes o entrenadores. Lo peligroso es que los chicos siempre quieren complacer a los adultos. Por otra parte, si deciden seguir la “carrera” de deportistas, deben considerar que el deporte espectáculo es solo una de las posibilidades de hacer deportes. Y no es para todos. Tienen que saber que el talento hay que acompañarlo siempre con trabajo duro. 

–¿Cuál es el rol de los padres?
–Bueno, en la Argentina no habría deportistas de nivel si no fuese por los padres. Ellos contactan a sus hijos con el deporte, los acompañan, los protegen, los estimulan, pagan cuando hay que pagar. Lo que pasa es que nadie les explica la verdad del deporte y sus mitos. Nadie los prepara para ser padres de deportistas. Por eso, el Barcelona ha fundado una Escuela de Padres. Esto es porque, muchas veces, son una ayuda, pero también un terrible obstáculo. En varias oportunidades fuimos testigos de los terribles conflictos de atletas consagrados con sus padres, pero igual convengamos en que Federer no sería Federer sin su madre (risas).

Ley nacional 

En la ley de educación argentina 26.206, en el apartado J del artículo 27, dentro del capítulo III, se establece que uno de los objetivos de la Educación Primaria, es “brindar oportunidades para una educación física que promueva la formación corporal y motriz y consolide el desarrollo armónico de todos/as los/as niños/as”. En el apartado K indica que otro de los objetivos es “promover el juego como actividad necesaria para el desarrollo cognitivo, afectivo, ético, estético, motor y social”.

¿Qué es un talento? 

En el documento “Propuesta de indicadores para la selección de talentos en el fútbol”, Juan Carlos Quintana Castañeda, profesor auxiliar de la Universidad del Deporte “Manuel Fajardo”, de la provincia de Holguín (Cuba), asegura que los talentos deportivos son “personas que portan un potencial genético que les capacita para desarrollar, en grado óptimo, ciertas cualidades físicas, psíquicas, artísticas o profesionales”, y explicita que ese talento será “útil cuando se consiga el pleno desarrollo del potencial que ha heredado”.

A la vez, explica que son seres portadores de cualidades biopsíquicas y morfológicas óptimas, pero que intervienen factores en su desarrollo, como condiciones genéticas, psicológicas y socioambien-tales. El investigador cubano también apoya la tendencia actual de dar mayor importancia al concepto de deporte como desarrollo de todas las cualidades físicas básicas desde el punto de vista de fuente de salud y mejora de la calidad de vida, así como medio ocupacional del ocio y tiempo libre. 

“No entendimos todavía que no existe una educación integral sin una educación corporal en serio. Por eso, los profesores tenemos que dar clases en el patio del recreo, en pasillos o en el campito de al lado”.?Mariano Giraldés


Y para concluir el tema, el investigador Quintana Castañeda se pregunta: “¿Por qué no detectar a aquellos que posean  las cualidades genéticas y psicológicas adecuadas, y ponerles a su disposición los medios necesarios para que desarrollen todo su bagaje potencial, siempre y cuando ellos lo deseen?” .



nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte