TENDENCIA


Todos x un sueño


Por Mariano Petrucci.


Todos x un sueño
Cada vez más organizaciones, fundaciones y personas participan de grandes cadenas de favores para ayudar a alguien a cumplir sus aspiraciones. Se los llama Dream Makers y el fenómeno llegó a las redes sociales, claves en la dinámica de dar y recibir. Aquí, cómo funciona y casos para inspirarse.

Marlene quiere aprender a hablar bien inglés para ser parte de una fundación internacional que lucha contra el hambre en Sudáfrica; Clemente aspira con llevar Internet a todos los pueblitos rurales de Chile; Carlos, con incorporar discapacitados a la vida laboral; y Pablo, con recaudar los fondos suficientes para filmar dos documentales…

Todos entretejemos ilusiones y fantasías. Algunas alcanzables; otras, un tanto más complicadas de materializar o incluso, tal vez, mucho más graves y angustiantes que “anhelar recorrer Europa”, por citar solo un caso más “frivolón” –si se quiere–. Pero, a mayor o menor escala, no hay hombre o mujer que no sueñe. La cuestión pasa, entonces, por descubrir cómo desandar el camino para concretar lo que se nos cruza por la cabeza cuando la apoyamos en la almohada. Cómo y, a su vez, con quién, ya que, varias veces, necesitamos de un tercero para conseguir lo que nos trazamos. Por suerte, todavía quedan aquellos que tienden una mano. Y las dos también.

Dream Makers, les dicen. Y muchos de ellos, en consonancia con las bondades de la tecnología, se congregan en la Web. Se reúnen cibernéticamente y aúnan esfuerzos para que alguien pueda consumar esa ambición que lo desvela. “En el mundo, todas las organizaciones, ya sea con o sin fines de lucro y sin discriminar su actividad o su tamaño, forman parte de una comunidad; por ello, tienen una gran responsabilidad en el ámbito donde se desarrollan. Ese espacio es el que nos ofrece a todos la posibilidad de vivir, de operar y de desenvolvernos como individuos y como compañías. 

Ser conscientes de la retribución que le debemos a nuestro entorno por lo que nos provee es elemental en nuestro día a día”, describe Martín Parlato, licenciado en Administración de Empresas y cofundador (junto a sus socios, Guillermo Pomeranz y Marcos Salas) y CEO de Posibl., una red social solidaria que cuenta con seis mil usuarios de diversos países, en donde la gente expresa sus pretensiones y los demás usuarios ayudan a que lo logre. Y agrega: “Con el apoyo de cada actor de la sociedad, todos los sueños son posibles. Pero más importante aún que esa capacidad de soñar es auxiliar a los demás para que puedan acceder a sus metas. Numerosas organizaciones, empresas, fundaciones y personas físicas se están sumando a esto de dar y recibir”.   

Como explica Parlato, los Dream Makers pueden ser organizaciones, empresas, fundaciones o personas físicas. Él mismo pone como ejemplos al club Estudiantes de la Plata (además de abocarse a los sueños de sus hinchas, colaboró con los damnificados de las recientes inundaciones que azotaron la “Ciudad de la Diagonales”), la asociación norteamericana “Latinos In College” (que ofrece soporte a familias latinas en los Estados Unidos para ayudar a sus hijos a graduarse e insertarse en el mercado laboral), la fundación “Botines Solidarios” del ex Puma Ignacio “Nani” Corleto (impulsa el rugby como herramienta de transformación e inclusión social), la empresa cordobesa TrenDigital.net (que busca generar cambios en la sociedad a través de la Web), Javier Mascherano (que otorga la chance a fanáticos del fútbol de participar de un concurso para poder ganarse un entrenamiento de siete días en España) o el ultramaratonista Sebastián Armenault (que corre maratones por los más carenciados, intentando entregar tres desfibriladores a tres natatorios municipales argentinos).

“Son múltiples los sueños de las personas y cada una necesita de diferentes cosas: desde compartir un contacto y difundir algo hasta enviar una donación o regalos. Los Dream Makers tienen la oportunidad de apoyar los sueños desde su propio ámbito de operación: un pasaje donado por una aerolínea para alguien que tiene que viajar, una consulta médica gratuita con un especialista, una entrevista laboral para quien espera trabajar en tal o cual compañía… Con un pequeño granito de arena, la vida de un individuo puede cambiar y mejorar por completo”, comenta Martín Parlato.

Hágase la idea de una inmensa cadena de favores, en donde el aporte de uno incide en el otro, y así sucesivamente hasta arribar al objetivo final. Tal como sucedía en la película Cadena de favores, basada en la novela homónima de Catherine Ryan Hyde, dirigida por Mimi Leder y protagonizada por Haley Joel Osment, Kevin Spacey, Helen Hunt y Jon Bon Jovi. ¿No la vio?

Atrévase a soñar

Cecilia Dinelli, de San José (Uruguay), es abuela de Sara y Avril. Ambas albinas, nacieron con escasísima visión. Incluso con sus lentes, las niñas cada vez pueden ver menos. Así es como Cecilia sueña con poder trasladarlas a Mendoza para visitar a un especialista, iniciar un tratamiento y evitar desembocar en una ceguera total. Por su parte, Martín Del Valle tiene 5 años y es oriundo de Ushuaia. 

Sufre de una insuficiencia renal crónica. Como buen hincha de Boca Juniors, su anhelo era conocer a su ídolo, Juan Román Riquelme. Mientras estaba internado en el Hospital Británico de Buenos Aires, una enfermera le comentó a su mamá sobre Posibl.: en tan solo cinco meses –y gracias a un usuario ligado a uno de los mejores amigos del “10 xeneize” y a una agencia de viajes que les vendió pasajes a un precio muy económico–, Martín se encontró con el futbolista, se tomó fotografías y se llevó una camiseta autografiada. 

“Uno puede registrarse en forma directa ingresando en la página web (www.posibl.com) o conectando con sus cuentas de Facebook y Twitter. Después, crean su perfil expresando sus sueños y enfatizando las razones para cumplirlos, por medio de fotos, videos, textos y nuevas actualizaciones diarias”, instruye Parlato, quien se enorgullece de los Dreamers y Dream Makers que administra en más de 137 países, como la Argentina, Estados Unidos, México, India, Brasil, Chile, Colombia, Uruguay, Paraguay, Venezuela, España, Alemania y Australia. 

“Un dato relevante es que Posibl. premia la colaboración: cuanto mayor es la ayuda que ofrece un Dreamer a otro, mayor es su visibilidad en la red y mayor es la posibilidad de que un Dream Maker se sume a su cruzada. Creamos un algoritmo que reconoce esta clase de acciones. Estamos convencidos de que antes de esperar la ayuda ajena, cada uno debiera dar el primer paso”, acota Parlato, quien confiesa que ellos también sueñan: proyectan abrir oficinas en los Estados Unidos, adherirse a la red de emprendedores que tiene Endeavor en todo el planeta, ubicarse entre las principales redes sociales del mundo y contar con cien millones de usuarios en los próximos cinco años. 

Hay otros sueños en puerta, siempre con el optimismo como bandera. Oriundo de Puerto Rico, Raymond Flores dedica su vida a cuidar a las tortugas de la playa El Único, en el municipio de El Dorado. Es parte de la Asociación del Tinglar, una organización sin fines de lucro que investiga y conserva a las tortugas marinas que anidan por esos pagos. Por eso, ruega que el gobierno declare como área protegida a esta playa donde dos especies muy exóticas de tortugas marinas, en peligro de extinción, llegan para tener sus crías.

Diana Cabello, de Jalisco (México), es partera y homeópata desde hace veintiocho años. Hoy, sus aspiraciones pasan por auxiliar a mamás de familias de escasos recursos para que alcancen una lactancia materna exitosa y una crianza con apego. Su ideal: financiamiento para emplearse en la Clínica del Seguro Social de Tlajomulco, donde no cuentan con una planta de este tipo. Por último, Luis Ramiro Soria Borda, de Cochabamba (Bolivia), comparte, desde hace un año con su esposa e hijos, un plato de comida, todos los sábados, con niños y jóvenes de la calle que viven debajo de los puentes y canales de desagües, y que atraviesan problemas de adicción. Su propósito es reinsertarlos en la sociedad y que tengan un estilo de vida digno.

“Todos podemos soñar. Es necesario mentalizarse de que para lograr la felicidad hay que empezar a pensar en los demás y salir del individualismo. Hay que asimilar y fortalecer conceptos como cooperación o solidaridad; trabajar en equipo para elevar la práctica de nuestros valores humanos, ejercitar el dar y recibir, y promover la colaboración altruista entre unos y otros. De eso se trata”, concluye Parlato. Ya lo escribió y lo cantó Roberto Sánchez (¿hace falta decir su seudónimo?): “La verdad es un sueño que imita a la vida y parece real. Y aunque se mueran los sueños, la vida es un sueño que vale soñar”. Vale, vale, vale.

Anímese a ser un Dream Maker

El cordobés Javier Gotta Corral, de 4 años, padece leucomalacia periventricular con parálisis cerebral. 
Necesita viajar a China para hacerse un transplante de células madre entre julio y agosto. Sus familiares comenzaron a recibir donaciones por parte de varios actores de la sociedad: los clubes 
Belgrano y Talleres de Córdoba están contribuyendo para su recuperación, así como la empresa Tren Digital, oriunda de la misma provincia.

El sueño del hincha

Alfredo Gabutti tiene 34 años, nació en La Plata, pero fue criado en Almagro. Desde chico es fanático de 
Estudiantes de La Plata. Gracias a un amigo, se enteró sobre Posibl. y “colgó” su sueño de acompañar a la cancha al plantel de su club favorito. El pasado 27 de abril, en el partido contra Boca, Alfredo conoció a los jugadores, se sacó fotos, pisó el césped del estadio y, como si fuera poco, recibió del mismísimo Juan Sebastián Verón una camiseta firmada por todos los futbolistas. El broche de oro: el triunfo “Pincha” sobre los dirigidos por Carlos Bianchi.


nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte