ACTUALIDAD


La moda como arte


Por Agustina Tanoira.


La moda como arte
En sintonía con la tendencia en las grandes capitales, los museos abren sus puertas para brindar un espacio a los creadores de moda más importantes. En la Argentina, Gino Bogani, con más de cincuenta años de trayectoria, es el primer agasajado. La muestra “De Bogani al diseño de autor” es un gran show.

La moda llegó a los grandes museos. Mientras los especialistas debatían si se trataba de un arte o no, la moda fue ocupando este espacio de solemnidad. De hecho, en algunas de las grandes capitales, como Nueva York, ya es casi una costumbre. Sobre todo, después de que, en 2011, “Belleza Salvaje”, una retrospectiva sobre la obra de Alexander McQueen convocó, a pocos meses de su muerte, a más 660.000 personas en el Metropolitan Museum of Art (MET), lo que la convirtió en uno de los eventos más concurridos en los ciento cuarenta años de historia del museo en cuestión.  Luego siguió un originalísimo diálogo entre Miucca Prada y la legendaria Elsa Schiaparelli; y los homenajes a Yves Saint Laurent en el Denver Art Museum, y el de Giorgio Armani en el museo Guggenheim de Bilbao, amén de otros tantos en distintos puntos del planeta. Ya es un hecho: en este nuevo siglo, la moda tiene el estatus de arte. Por eso, cada vez más museos se animan a incluir en sus programas anuales más exposiciones sobre este tema.

“Cuando empecé, en los años cincuenta, nadie quería ser modisto. He trabajado para que la profesión sea valorada”.Gino Bogani

En la Argentina, Gino Bogani acaba de consagrarse como el primer diseñador local en ser homenajeado dentro de un museo top. La cita fue en el Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires, y el éxito no se hizo esperar: en solo una semana, más de 50.000 personas recorrieron la muestra.  En “De Bogani al diseño de autor”, el modisto nacido en el norte de África hace las veces de anfitrión de un maravilloso recorrido en el que pueden apreciarse más de cien vestidos –entre propios y de otros diseñadores–, y una selección de zapatos y accesorios que permiten explorar la historia de la moda argentina a través de los años. “El talento de cada diseñador es un aporte valiosísimo que vigoriza la moda como expresión cultural y la transforma en testimonio genuino de una época”, explica el licenciado Jorge Moragués, profesor de la carrera de Diseño de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y curador de la muestra que destaca también a Pablo Ramírez, Laurencio Adot, Marcelo Senra, Benito Fernández, Laura Valenzuela, Fabián Zitta, Evangelina Bomparola, Mariana Dappiano, Martín Churba y los hermanos Estebecorena, entre otros.

Diversidad y estilo son los grandes conceptos que están presentes en esta puesta cautivante, en la que no faltan tapados, chaquetas, vestidos de fiesta, sombreros e imágenes de un enorme impacto visual. “En ningún momento pensamos en hacer una muestra lineal de década por década”, explica la periodista Carla Rodríguez, quien, junto con Silvina Vicente y Julieta Spina, tuvo a su cargo la organización del evento. Y prosigue: “Por eso, en una sala está Bogani y su universo, y en otra, los diseñadores jóvenes. Hay quienes piensan que faltan nombres que son contemporáneos a Gino, pero esa no fue la idea original. Asimismo, y por un tema de espacio, hay diseñadores actuales que no están, pero que serán convocados en las próximas muestras”. Sí, esa es una buena nueva: habrá otras.

En primera persona

Alguna vez le preguntaron a Bogani qué sería lo mejor que le podría pasar a un diseñador y él respondió: “Trascender en el tiempo y tener un estilo reconocible”. Ideales nada modestos que él supo conseguir y consagrar. 

Por estos pagos, Bogani es casi una leyenda de la moda, que fue galardonado como Personalidad Destacada de la Cultura. “Cuando empecé, en los años cincuenta, nadie quería ser modisto. He trabajado para que la profesión sea valorada”, cuenta. Por sus innovadores diseños y su impecable confección, se ganó el reconocimiento, el respeto y el aprecio de clientas como Susana Giménez, Graciela Borges y Mirtha Legrand, entre muchas otras celebrities. Pero, a la vez, durante todos estos años, vistió a infinidad de novias y hasta se dio el lujo de ser vestuarista de una producción lírica en el Teatro Colón. Frente a tantos desafíos, se jacta de que es capaz de hacer el traje más elaborado, pero, también, el más simple y despojado. Sin lugar a dudas, Bogani es un gran innovador, que se animó a osadísimas combinaciones de colores y texturas, que no tardaron en cautivar a las mujeres más bellas y elegantes de la Argentina. Cuando surgió la posibilidad de hacer una exposición como un repaso de su trayectoria, Bogani no lo dudó. Y para ello, no solo recurrió a todos los vestidos de su colección, sino que rastreó entre sus clientas aquellos diseños que consideraba que no podían faltar. “Desde el primer momento pensamos en él como el gran referente de la moda argentina. Era hora de que tuviera una retrospectiva de su carrera, ya que hace moda desde hace más de cincuenta años y es el gran maestro de la alta costura en nuestro país”, explica Rodríguez. 

En su universo hay modelos icónicos, como la chaqueta con la imagen de un billete de mil dólares bordada con mostacillas en la espalda, diseñada en los albores de los años noventa; el tapado con doble cuello y paneles delanteros que se sostienen por el ancho del cinturón; y los espectaculares vestidos y chaquetas de cortes geométricos y colores vibrantes. Lo interesante de estos diseños, según la mirada de los expertos, es la vigencia que conservan. Luego de décadas y décadas, aquellos modelos que sorprendieron por su vanguardismo son hoy de una exquisita modernidad. Aunque, claro, no todos sus diseños hicieron el mismo recorrido. “Algunos nacieron como patitos feos para después convertirse en cisnes… y otros ya nacieron cisnes”, explica el propio Bogani. El artista, con su memoria prodigiosa, los recuerda a todos. No solo eso, sino también quién los desfiló cada vez.  Con la idea de que cada vestido es una historia, recorrer la muestra es revivir cincuenta años de la moda local. Y un homenaje al gran Gino. Él no tiene prurito en confesar: “En este momento, me están haciendo un reconocimiento que me merezco mucho”. 

Por dentro

La muestra (que, como explicó Hernán Lombardi, ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, se inspira en “la estrategia francesa de incluir la moda como parte de la cultura y la identidad propias”) ocupa dos salas del porteño Centro Cultural Recoleta. En una se despliega el “Universo Bogani”; en la otra, además de los propuestas de autor de artistas consagrados y emergentes, se exhiben diseños de momentos que dejaron huella en la moda de nuestro país: hay rastros de la primera Bienal de Arte Joven y toda su movida under de fines de los años ochenta, como Miuiki Madelaire y Gabi Bunader. En materia de accesorios, se destacan Celedonio Lohidoy con sus piezas de alta costura, los sombreros y tocados de Laura Noetinger, y los zapatos de Mario Tenuta (Lonté) y Ricky Sarkany.  


nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte