ENTREVISTA


Por el camino propio


Por Agustina Mussio.


Por el camino propio
Benjamín Rojas y Felipe Colombo pertenecían a Erreway, una banda bajo el ala de Cris Morena que conquistó destinos insólitos, como Israel. Ahora, junto a Willie Lorenzo,el trío se independiza y lanza el proyecto RoCo, con el que intentará repetir aquel hitazo.

Sus primeros pasos en el mundo de la música incluyeron giras por América latina, Europa e Israel; conciertos frente a diez mil personas; miles de fanáticas enfervorizadas deseosas de conseguir un autógrafo, y tres millones de discos vendidos (con álbumes de oro y de platino incluidos). El fenómeno que provocó el grupo no fue una sorpresa, dado que Erreway surgió de una tira de Cris Morena –con todo lo que eso significa–. Pero ya pasaron seis años de esa vida de popstars y Benjamín Rojas, Felipe Colombo y Willie Lorenzo –corista y coach musical en ese momento–, vuelven al ruedo con RoCo, un nuevo proyecto que pretende reconquistar al público que una vez se supieron ganar. 

Ya sin el respaldo de CMGroup, saben que esta vez deberán esforzarse más para levantar vuelo: reemplazaron estadios por bares, y se ocupan ellos mismos de los trámites para legalizar los temas, del sonido y de los traslados para cada evento. Cuentan que, a pesar del tedio que generan algunas tareas, encuentran los beneficios de la independencia al final de cada show, con el sentimiento gratificante de que el éxito alcanzado fue resultado del propio trabajo.      

–¿Quién fue el promotor de RoCo y cómo fue el reencuentro?
–Benjamín Rojas: El año pasado, en julio, un amigo lo llamó a Felipe y le preguntó si quería tocar en la Feria PuroDiseño porque sabía que hacíamos encuentros musicales en casas: nos encontrábamos a comer y a zapar. Felipe le dijo: “No tengo banda, pero la podemos armar”. Willie tenía un grupo y nosotros, a veces, íbamos de invitados, por lo que había temas que ya sabíamos. Siempre estuvimos metidos en esto. 

–Felipe Colombo: Nos hicimos amigos trabajando en Rebelde Way y después nos seguimos viendo. Cuando terminó el programa, seguí tomando clases con Willie y empecé a componer.

“Es muy distinto a Erreway, sobre todo por la estructura que tienen ese tipo de productos. Lo que estamos haciendo ahora, como banda independiente, es dedicarnos a todas las áreas”. Benjamín Rojas

–¿Tienen distribuidos los roles? ¿Seguís siendo el coach, Willie?
–Willie Lorenzo: Hago algunas veces de coach, pero porque no puedo evitarlo, me sale así. En realidad, no tenemos ningún rol distribuido; los tres componemos, aportamos ideas, cantamos, tocamos la guitarra. Es muy democrático el asunto.
–B. R.: Se van rotando las figuras. De repente, hay una canción de Felipe sin letra, o al revés. Todos aportamos.
–W. L.: Hay temas que salieron de  una reunión entre los tres.
–F. C.: O en vivo empezamos a zapar y lo que empezó como un chiste en un show lo grabamos. 
–W. L.: Coincidimos bastante, tenemos gustos musicales parecidos y pasamos mucho tiempo juntos, más allá de la música. 
–F. C.: Pasamos mucho tiempo escuchando música juntos también.

–¿Qué música escuchan? 
–F. C.: Rock, soul... Somos medio melómanos los tres, nos actualizamos la música, nos gusta ver videos, bandas en vivo. Compartimos muchos gustos y los que no compartimos los tratamos de combinar.

–¿Emprender una banda de cero fue lo que esperaban o les resultó más difícil de lo que pensaban?
–B. R.: Es muy distinto de Erreway, sobre todo por la estructura que tienen ese tipo de productos. Lo que estamos haciendo ahora, como banda independiente, es dedicarnos a todas las áreas: cuando hay que armar una logística para viajar, cuando hay que ensayar y convocar a músicos, o cuando hay que hacer la producción de un video. 
–W. L.: Es más difícil, pero todos venimos de estructuras donde se hacía esto permanentemente, y uno termina aprendiendo. Hacerlo es más sacrificado, pero no es que no tenemos idea. Es una sensación muy linda la de autoproducirse o autogestionarse. 
–B. R.: Aparte, el motor es que lo queremos hacer, y eso siempre te empuja. Nos ocupamos porque queremos que salga. 

“Lo que pasa también es que nuestras fans crecieron y quizá ya superaron esa etapa de amor platónico con el artista. ¡Algunas hasta tienen familia! Por eso, se acercan desde un lugar distinto, pero con el cariño intacto”.Felipe Colombo

Cómo es RoCo

Con repertorio propio y canciones de Led Zeppelin, Stevie Wonder y Los Beatles, entre otros artistas, el trío participa en distintos eventos organizados por reconocidas marcas. Actualmente, realizan presentaciones tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en diferentes puntos del país. “Pasarán años”, el corte de difusión de su primer EP (que cuenta con otros cuatro temas; próximamente saldrá el nuevo sencillo, llamado “Gira” –se pueden adquirir en roco.3musica.com–), fue producido en los estudios de 3música Producciones y contó con la colaboración de los músicos Gustavo Novello, Peter Akselrad, Laura Corazzina y Luis Burgio. El videoclip del tema se filmó en el Pasaje Dardo Rocha, de la ciudad de La Plata, dirigido por Mariano Hueter. 

–F. C.: También está la recompensa del esfuerzo. Una vez que concluye el recital, sentís como si hubieras producido un Luna Park. Quizá fue en un bar, pero para uno es importante porque estás apostando todo a tu proyecto y a tu banda.

–¿Les costó salir de la comodidad o se adaptaron fácil?
–B. R.: La verdad es que sí cuesta. Con Erreway llegábamos a Ezeiza, le daba el pasaporte a alguien y me iba a tomar un café (risas).
–F. C.: También es complicado combinar los horarios: Benja graba la telenovela Solamente vos, yo tengo una hija –Aurora, de 3 años y medio– y Willie da clases de música. Hoy a la mañana agarré un disco que había en mi casa y leí “Agradezco a mi familia”, y lo entendí más que nunca. Desaparezco todo el día: llevo a la gorda al Jardín y vuelvo a la noche. Ensayos, trámites para registrar un tema, una nota… y el show es en una semana.
–B. R.: Igual, imagino que, en algún momento, otra persona se va a encargar de todo lo que no tiene que ver precisamente con tocar. Quiero decir que no vamos a hacerlo nosotros siempre (se ríen los tres). Es muy divertido, pero por un rato...

De fans, música y actuación

Divertidos y muy risueños, la amistad que los une se evidencia en el trato: se hacen bromas entre foto y foto, y se leen en voz alta fragmentos que les resultan graciosos de unas revistas humorísticas que encuentran en el bar donde se hace la nota.  Felipe y Benjamín se conocieron cuando grababan Chiquititas, el programa que inició la carrera actoral de ambos. Es un vínculo que ya cumplió quince años. “Me quedaba mucho a dormir en la casa de él porque, como soy de La Plata, me complicaba el hecho de los viajes. Nos hicimos amigos de entrada”, recuerda Benjamín. Willie se sumó al dúo en Rebelde Way, donde tenía como objetivo preparar musicalmente a los chicos. 

–La confianza, propia de largos años amistad, puede dificultar la relación laboral. ¿Se pelean a veces?
–B. R: Aunque tenemos una relación bastante pacífica, disentimos respecto de algunas cosas. 
–W. L.: Cuando hay un tema espinoso, se habla.
–B. R.: Al ser tres, ocurre siempre que uno termina de acomodar la ficha para que el otro encaje. No es una pelea de dos; siempre hay uno que define. 
 –F. C.: Nos conocimos en etapas muy intensas y eso nos unió.

–¿Cómo fueron esas etapas intensas?
–F. C.: Ir de gira a Israel, llenar estadios, estar semanas en un hotel, los ensayos…
–B. R.: Hay presiones de trabajo… Vas a hacer una gira, con quince shows para diez mil personas y tiene que salir bien. El nivel es de primera línea, y eso es una presión para todos. Willie, como coach, tenía que enseñarnos y nosotros teníamos que responderle. Ahí fue cuando limamos asperezas.

–W. L: Eran shows muy intensos, con plantas técnicas infernales. No era una banda de diez chicos que llegaban, tocaban y se iban. Además, cuando trabajás viajando mucho tiempo, se forja una camaradería que es como el colegio; no importan las edades. Es un equipo y se generan cosas profundas. 

–¿Conservan a las fanáticas de la etapa de Cris Morena?
–B. R: Sí, hubo una muy buena respuesta de la gente cuando fue el lanzamiento oficial de RoCo. El videoclip tuvo más de veinte mil visitas en dos semanas. La gente pidió más temas. En este momento estamos por grabar la tercera canción de este EP. 

–W. L.: Hay muchos clubs de fans en todo el mundo.
–B. R.: En Rumania, en Ucrania. Debe de haber como treinta o más.
–F. C.: El fan club de Colombia logró que pasaran el tema por la tele.
–B. R.: Hace diez años que viajamos a Israel, pero todavía está ese fuego. Ojalá podamos ir y reavivarlo. 

–F. C.: Lo que pasa también es que nuestras fans crecieron y quizá ya superaron esa etapa de amor platónico con el artista. ¡Algunas hasta tienen familia! Por eso, se acercan desde un lugar distinto, pero con el cariño intacto. 

–Felipe y Benjamín, ¿estarían dispuestos a resignar la carrera actoral para dedicarse a la música o piensan continuar con las dos?
–B. R: Esto es algo que nació de la actuación porque nos llamaron para actuar en un programa donde había música. Y quiero que se mantenga así. Amo las dos cosas. Tengo más experiencia con la actuación que con la música; siento que nací ahí, pero quiero que sigan las dos cosas. 

–F. C.: A mí también me gusta hacer las dos cosas. Hay que ver cómo puedo ir combinándolas.

–Los dos estaban armando un guión cinematográfico. ¿En qué quedó eso?
–B. R.: Ahora está un poco parado. Hace tres años empezamos a escribir un proyecto para el que nos gustaría que nos llamen. Es una comedia con acción, del estilo de las británicas. 

–F. C.: Cuando empezamos vivíamos más cerca. Hablábamos: “Che, ¿en qué andás? Voy para allá”. Pero en algún momento lo terminaremos.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte