ACTUALIDAD


Comiqueando


Por Mariano Petrucci.


Comiqueando
Cómic”, “manga”, “animé”, “videojuegos” y “cultura pop” son palabras con las que, en los años recientes, nos fuimos familiarizando. Dejó de ser el reducto de una minoría (¿freak?) para ganar adeptos que antes eran insospechados. Esta tendencia se da puertas para adentro, porque en Los Ángeles, Nueva York, Barcelona, Angulema, Tokio, Boloña, Ciudad de México y San Pablo, las convenciones que giran alrededor de estas temáticas son moneda corriente y nadie se sorprende al toparse con propios y extraños caracterizados como Flash, Darth Vader o Skeletor.

La Argentina no le escapa a esta movida y, en los próximos días, se llevará a cabo Animate, la mayor exposición de cómics, cine, series y videojuegos por estos pagos. “Cuando decís que vas a realizar un encuentro inspirado en los cómics, para quien es aficionado, resulta música en sus oídos; pero, quizá, para el resto de la gente no significa mucho… Hasta que empiezan a enterarse del contenido de la expo. A partir de allí, uno constata que no hay quien no haya leído o escuchado sobre Patoruzú, Batman, Mafalda, Asterix, Homero Simpson, el Superagente 86, La guerra de las galaxias, Viaje a las estrellas o Meteoro. ¡Cómo no, si influyeron en nuestra infancia, juventud y madurez!”, desliza Muñoz, director de esta propuesta que convoca a cada vez más y más fanáticos. 

En la actualidad, las películas más taquilleras tienen origen en las historietas. El boom que generaron las sagas de Spiderman, Los Vengadores y X-Men son una clara confirmación de eso. En esta línea de pensamiento, el escritor y periodista Fernando Ariel García, coautor del libro Memorie dell’Eternauta y director del blog La Bitácora de Maneco, coincide en esto del auge de las historietas, que se evidencia en la visibilidad social que adquirieron, producto de la atención que les prestan los medios masivos de comunicación y de su adopción por parte de la gran industria del entretenimiento (o sea, el séptimo arte). “Eso hace que más ojos estén puestos sobre ellas y que las librerías les dediquen mejores espacios. El hecho de que el marketing haya desempolvado el término ‘novela gráfica’ para ubicar a las historietas en un sitial de renombre colaboró para su reposicionamiento cultural”, analiza García.

Queramos admitirlo o no, hay algo en nuestro ADN que nos hace maravillarnos ante una capa, un antifaz o una espada. Somos comiqueros, ¡para qué negarlo! “Aun así, como lectores de este tipo de publicaciones, todavía estamos algunos escalones debajo de los estadounidenses, japoneses, italianos, españoles, franceses e, incluso, mexicanos y brasileños. Pero, por otra parte, somos el país latino de habla hispana con mayor cantidad de artistas, tanto dibujantes como guionistas, de notable prestigio a nivel mundial”, aclara Muñoz.

En la era tecnológica, los videojuegos y la televisión aportaron su granito de arena para que las nuevas generaciones, un tanto más reacias a abrir un libro, ingresen a este universo. O, mejor dicho, lo redescubran. “Hoy por hoy, en nuestro país no existen esas editoriales gigantes de historieta, de antaño, pero sí pequeñas empresas que, al tener licencias importantes, atesoran una cuota interesante del mercado. Así pasa con ECC Sudamérica –DC Comics–, Ovni Press –Marvel para la Argentina–, Ivrea –manga japonés–, Larp –otra historieta nipona– y Deux –sellos editoriales independientes de Estados Unidos y Europa–. Asimismo, resulta vital el apoyo que brindan los periódicos, por ejemplo, cuando lanzan y respaldan un título, como el caso de Fierro en Página/12. Hace ya varios años que sale, en forma mensual, con respetable éxito”, destaca Muñoz. 

¡Santos recórcholis!

Este fenómeno no es una casualidad: camina de la mano de un público que está ávido de estas iniciativas. Animate, que reúne a miles y miles de almas en tan solo cuatro días, es una de ellas. La expectativa para este 2013 es superar las 30.000 personas, amén del tour que encarará durante el verano por nuestra Costa atlántica. Además del centenar de ilustradores y guionistas argentinos, participarán Nancy Mckenzie y Claudia Motta (peruana y mexicana que les pusieron la voz a Marge y Bart Simpson, respectivamente), Ricardo Silva (cantante de Dragon Ball Z y Pokemon) y José Luis García López (ver recuadro). Habrá mucho más. Pero sea paciente y husmée el detrás de escena de este proyecto. “En octubre de 2004 se hizo la primera edición, que, en un principio, se llamaba Megacomics. 

Luego, en 2007, le cambiamos el nombre por uno más abarcador porque Animate no fue nunca un ámbito exclusivamente de historietas, sino también de cine fantástico, series de culto y coleccionismo. Durante esta década, ya se organizaron dieciséis exhibiciones. En 2010, replicamos la experiencia en Rosario”, dice Muñoz. “Trajimos a dibujantes de cómics conocidos, como David Lloyd –de V de Vendetta– o Esad Ribic –de la editorial Marvel–, además de actores de doblaje de personajes célebres, como Humberto Vélez –Homero Simpson–, Gabriel Chávez –Sr. Burns– y Jorge ‘Tata’ Arvizu –la voz del Superagente 86 y de Pedro Picapiedra–. Para esta ocasión subimos un peldaño e invitamos a Nichelle Nichols, la Nyota Upenda Uhura de Viaje a las estrellas. No tengo dudas de que su arribo provocará un ruido muy fuerte en nuestro país”, se entusiasma Muñoz.   

Para las varias generaciones que crecieron con el Sr. Spock, el Capitán Kirk y la nave Enterprise, el rol de la mujer estaba representado por esa teniente de color que supo ser la cara de la NASA ante la sociedad norteamericana. De hecho, marcó un punto de inflexión en Estados Unidos al protagonizar, en 1968, el primer beso interracial en la pantalla chica con el canadiense William Shatner. No solo eso: ella aceptó ese papel por consejo de Martin Luther King, quien consideró que ese lugar de privilegio le daría un espaldarazo a su comunidad y a su cruzada por los derechos civiles de los afroamericanos.  Volvamos: entre algunas de las actividades (más de ochenta, aseguran), no puede perderse una especie de Salón del Automóvil, pero hollywoodense. Es que se lucirán las réplicas exactas, a escala real, del Ecto-1 de Los cazafantasmas y del Mach-5 de Meteoro. Tampoco puede obviar la galería de trajes de Batman (desde el que se calzó Adam West hasta el que vistió Christian Bale), y los sectores dedicados a Superman y al mundo hobbit del británico J.R.R Tolkien. 

En cuanto a áreas específicas, habrá dos: la “Gamer”, para poder despuntar el vicio de las consolas, y la “Kids”, con la presencia de los simpáticos minions de Mi villano favorito. Y hay valores agregados: los recitales de bandas de J-pop (música pop japonesa), de K-pop (lo mismo, pero de Corea), de covers de animé y melodías de grandes largometrajes; y los denominados “Cosplays”, que no son otra cosa que concursos de disfraces. 
En definitiva, todo esto no es más que una reafirmación de la excelente salud de la que gozan esas viñetitas, que, más de una vez, nos robaron una mueca, una sonrisa. Si quiere reencontrarse con ese rinconcito suyo, ya tiene plan. Anímese.

Una verdadera celebrity 

José Luis García López es palabras mayores. Mítico dibujante de DC Comics, demostró su talento en Superman, Batman, Deadman, Road To Perdition y New Teen Titans, entre otros títulos. Durante décadas fue el responsable de la imagen para merchandising y guías de arte de DC Comics, como en su momento fue Neal Adams. Entre su infancia y adolescencia, vivió un par de años en Buenos Aires. De hecho, aquí comenzó su interés por los cómics. A los 12 años llevó sus bocetos a las editoriales. A los 16, consiguió que le publicaran su primer trabajo. Más tarde, lo emplearon. “Hice de todo: dibujaba, rotulaba, coloreaba. Como no iba a mejorar sin estudios, ingresé en una escuela de arte”, confesó. Su faena continuó en Nueva York, y como tenía a DC Comics entre ceja y ceja, allí fue… Le dieron un guión e hizo La vida secreta de Clark Kent. Lo que siguió fue todo éxito.

Quién es Pablo Muñoz 

“Mi primer trabajo fue en Ediciones Record, la editorial de la revista Skorpio y, por ese entonces, de El Eternauta. Luego pasé a la legendaria Columba –editora de El Tony, Nippur Magnum, Intervalo, y de las historietas de Robin Wood–. Y tuve una parte en la sociedad que conformó la editorial Símbolo”, dice quien, con solo 26 años, fundó su primera editorial, Comic Press, la cual, con ayuda de la crisis argentina y de su propia inexperiencia… fundió en 2002. “Desarrollé mi segunda editorial, Deux Studio, y, paralelamente, lo que sería Animate. Fui director editorial de cómics de Disney, de la revista de Cartoon Network, socio de Comics Conosur –editora de Marvel para la Argentina– y asesor editorial para la Biblioteca de la Historieta de Clarín. Actualmente, sigo con Deux Studio, y soy socio con la empresa Imaginaria en licencias infantiles y con Nueva Idea en cómics”, se describe Muñoz, que publicó cuentos y guiones de cómics aquí y en Italia.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte