ACTUALIDAD


El fenómeno Violetta


Por Marianela Insúa Escalante.


El fenómeno  Violetta
Protagonizada por Martina Stoessel, Violetta se ha convertido en la serie furor de las chicas y preadolescentes. Lleva dos temporadas, y va por una tercera, con gran éxito en Latinoamérica y Europa. Al suceso de la tele se le suman ¡77! espectáculos en el teatro, toneladas de merchandising y una tropa de fans que la copian en todo. El porqué de un mundo que se ha vuelto ¡Violetta!

Son lindos, jóvenes, frescos. Cantan bien, bailan bien y se portan… no tan bien. Los ídolos adolescentes son necesarios y allí están las grandes compañías para fabricarlos a gusto y piacere de los consumidores. Violetta es la primera coproducción entre Disney Channel de América latina y Europa, una telenovela que se estrenó en mayo de 2012 y que desde entonces no ha parado de tener éxito. Grabada íntegramente en la Argentina, Violetta cuenta la historia de una adolescente, en la piel de la actriz Martina Stoessel, que luego de vivir en Europa junto a su padre viudo, regresa a la Argentina, su país natal. Aquí da rienda suelta a su talento para la música en el Studio 21, encuentra el amor, se hace amigas, enemigas y, sobre todo, muchas fanáticas del otro lado de la pantalla. 

Con dos temporadas de cuarenta capítulos cada una, Disney duplicó su audiencia en todo el mundo y dobló la serie a cinco idiomas. Con apenas 16 años, Martina Stoessel es la cara visible del éxito. Aunque es su primer protagónico en televisión, Martina estudia canto, baile y actuación desde muy pequeña y hace unos años hizo una pequeña aparición en otra telenovela teen, Patito Feo, en la que ya se podía ver su gracia para la cámara. Como si fuera poco, fue elegida para ser la voz de la canción principal de Frozen: una aventura congelada, un film de animación que se estrena por estos días en la Argentina. En Estados Unidos, la voz la pondrá Demi Lovato, otra niña actriz que transita una carrera parecida a la de Stoessel.

Al término de esta edición, a 2.680.601 personas les gusta la página de Violetta en Facebook, cada post es compartido por 15.000 o 20.000 usuarios en cuestión de horas, 672.000 seguidores tiene Martina Stoessel en Twitter y basta con que suba una foto de sus pantuflas para que la retuiteen mil seguidores. Además de un gran trabajo de community management, el caso de Violetta es el de esos productos tocados por la varita mágica del éxito. “Lo de Violetta fue un boom porque los chicos necesitan identificarse”, dice la licenciada en Psicología Beatriz Goldberg. “Es una edad en la que uno busca su lugar en el mundo, pertenecer, y cuanto más vean a otros identificándose como ellos, más fanatismo hay, porque sienten que pertenecen a un grupo”, agrega. Allí los niños y niñas encuentran un código en común. 

Para Goldberg en el caso de las chicas también juega el tema de la sensualidad, el querer verse más grandes, sumado al atractivo de la tragedia. “Violetta sufre por la muerte de su madre pero igual se ve linda, exitosa, famosa; o sea que las chicas proyectan la solución de sus problemas en este sobreponerse de la protagonista”, analiza. Eso sucede desde los cuentos clásicos de Pinocho, Blancanieves, Caperucita Roja. De esta manera, para Goldberg: “Los chicos pueden controlar que después de la tragedia viene una posibilidad de mejora. Cada uno se queda con un gran premio, Blancanieves con el príncipe, Hansel y Gretel con la casita de dulces y Violetta con la fama”.

Lucho Beneito es docente desde hace diecisiete años en la materia Taller de TV en la Escuela de Periodismo TEA y fundador de la productora Tónica; trabajó mucho en el exterior y también en la Argentina (TyC Sports, Rock&Pop TV, entre otros). Él hace tele y enseña el oficio de hacerla, por lo que afirma: “El éxito no depende solo de la suerte, sino también de la capacidad que tiene alguna gente de crearlo”. Beneito reconoce que si supiera qué producto va a funcionar y cuál no, los haría todos él, pero sabe que a veces hay un factor suerte. “Hay muchos casos en los que de entrada no parece que el producto vaya a ser exitoso y luego lo termina siendo. Así pasó con Poliladron, lo primero que hizo Adrián Suar. En aquel momento hicieron inclusive un focus group para analizar el programa y le recomendaron no hacerlo porque no iba a funcionar. Finalmente, fue el gran éxito de Suar”, explica. 

La excelencia es solo una de las cualidades de Disney. “Lo que pasa con canales como el de ellos es que hacen muchísimas producciones y a lo mejor uno se acuerda solo de las grandes pegadas. Deben de hacer muchos productos que quedan en la nada y nunca se vuelven tan conocidos. En estas empresas hay gente que sí tiene la capacidad de intuir qué es lo que va a funcionar en ciertos formatos. Como pasa acá también con Cris Morena; eso no es suerte, es gente que tiene una capacidad diferente para hacer estos productos”, opina Beneito. 

Además de verse en la Argentina, la serie Violetta se transmite en países como España, Italia, Francia, Israel, Rumania, Bulgaria, Ucrania, Polonia, Turquía y Rusia. Las presentaciones en vivo causan tanto revuelo como lo han hecho en otras oportunidades los Backstreet Boys. Aunque cambien las modas, el público teen sigue siendo el más fiel. En Buenos Aires llegó a la friolera de 77 teatros Gran Rex agotados, solo en 2013. La banda sonora de la telenovela es disco de oro en Colombia y Chile; platino en Uruguay y Venezuela, y cuádruple platino en la Argentina, superando los 180.000 discos vendidos en esos países.

Hecha en la Argentina, esta serie exporta lo mejor del producto nacional. “A nivel mundial, la televisión argentina es muy buena. En otros países de Latinoamérica se ve la televisión que hacíamos acá hace veinte años”, asegura Lucho Beneito. Será por eso que la serie cuenta con varios actores de otros países que han pasado por exhaustivos castings para venir a trabajar a Buenos Aires. Y si, como se especula, habrá una tercera temporada en 2014, la fiebre de los jóvenes actores volverá a subir en los próximos meses. Por lo pronto, ya hay confirmadas cuatro nuevas fechas del show Violetta en Vivo en el estadio Luna Park. Aunque la licenciada Goldberg afirma que, en general, el fanatismo empieza a los 11 o 12 años, con esta serie se ha llegado hasta los jardines de infantes. Remeras, perfumes, luncheras, hebillas, sandalias, conjuntos completos de vestuario se consiguen en todos los talles y para todos los gustos. Pero es el público preadolescente el que se siente reflejado en las experiencias vividas por Violetta con sus amigas, con León, su enamorado, o con su padre. “Es una etapa de formación donde uno está, justamente, formando su identidad. A veces los chicos se ‘copan’ con la idea de una persona y la toman como la identidad toda, en cada uno de sus aspectos: cómo se viste, cómo habla, cómo canta; la toman como modelo. Es una etapa en la que los chicos están ávidos de encontrar modelos”, explica la psicóloga. 

¿Y qué hacer con las pequeñas fanáticas de la casa? ¿Sacarlas de la TV y el YouTube o sumarse a esta locura? La licenciada Goldberg recomienda: “Hay que acompañar a los hijos en esta búsqueda y ayudarlos a que vean qué cosas positivas tiene esta figura a la que ellos siguen”. Mientras los padres debaten si acompañar esta locura o censurarla, Martina Stoessel se pone de novia con el ídolo teen por excelencia, Peter Lanzani, y sus amigas en la ficción lanzan sus propias series web. Beneito dice que la TV no educa, es entretenimiento puro, y así debe tomarse: “Si vos querés que tus hijos se eduquen bien, mandalos a un buen colegio, educalos vos en tu casa. Mirar la tele es igual que jugar a la Play o ver una peli, es divertimento. Si, de paso, te puede educar, mejor, pero no les pidamos a todos los programas de la TV que tengan que educar. Son solo para pasar el tiempo. Lo viste, te dejó algo lindo en la cabeza ¡y terminó!”. 

Pero para las seguidoras de este suceso, las historias de Violetta, León, Francesca, Naty, Ludmila y los demás quedarán en su recuerdo como las estrellas que alguna vez quisieron ser. ¿Quién no ha jugado a ser un ídolo frente al espejo sosteniendo un cepillo para el pelo como micrófono? El que esté libre de pecado que arroje el primer falsete.  

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte