TENDENCIA


Fiestas de locos


Por Daniela Calabró..


Fiestas de locos
Los eventos originales, temáticos, alocados o extravagantes son la última tendencia. En ellos se emulan formatos televisivos, suceden cosas disparatadas, se regresa al pasado y se juega de lo lindo. Las mejores propuestas en la voz de dos expertos. 

Usted entra a una fiesta y, en plena recepción, hay dos electricistas intentando solucionar un problema. Tras esa secuencia, un mozo despistado vuelca toda su bandeja y, de milagro, no lo baña en champán. También hay una invitada escandalosa que habla con todos, pero, al parecer, nadie la conoce. La sensación, claro, es que ese evento no está saliendo nada bien. Sin embargo, todo marcha según lo planeado. Usted está ni más ni menos que en una fiesta extravagante. Este formato es una de las tantas propuestas originales que ocupan todo el lugar en las agendas de los organizadores de eventos. Ya casi no hay espacio para lo tradicional, dicen, y, en el intento por sobresalir, todo vale. 

“Festejar está de moda. Hace diez años había menos eventos y eran más acartonados. Hoy se festejan los cumpleaños de década, hay grandes producciones para las despedidas de solteros y fiestas para renovar los votos matrimoniales. Y cuando uno organiza reuniones todos los años, quiere hacer cosas distintas. Por otro lado, al haber tantos eventos, uno siempre compite con el del otro y busca hacer algo más original”, explica Jorge Farray, director de Pi Eventos, en donde las celebraciones políticamente incorrectas (de allí el “Pi”) son la especialidad. Si bien comenzaron con estas propuestas hace más de cinco años, cuenta Farray que la demanda se hizo mucho más fuerte en el último tiempo. “Al principio no eran muy aceptadas, pero ahora hay formatos que vendemos muchísimo. Logramos convencer a la gente de que festejar de esta manera es una buena idea”, agrega. 

María Fernanda Spinello, creadora y directora de Valkirias eventos, empresa especializada en eventos creativos y shows y juegos de alto impacto, coincide: “Hay una tendencia a que las fiestas tengan cada vez mayor producción teatral. Desde espectáculos con mucho despliegue escénico hasta cambios de vestuario en la cumpleañera o los novios. Tanto en festejos sociales como empresariales, se hace cada vez más hincapié en que haya un hilo conductor y se trate de sorprender en todo momento a los invitados”. 

Divertirse y ayudar 

Algunas propuestas también tienen un tinte solidario. Ese es el caso de las fiestas que imitan a Extreme Make Over, el reality estadounidense en el que se refacciona una casa en una semana. Los grupos involucrados en este festejo temático de Pi Eventos toman la responsabilidad social de hacer los arreglos edilicios, de pintura, de ambientación o de refacción en fundaciones y ONG que lo necesitan. Una buena excusa para celebrar los logros propios, ayudando a los demás.


A la carta 

Correr a bordo de un muñeco gigante, como en Telematch; saltar junto al cofre de la felicidad, como en Feliz Domingo; volver a quinto año de la mano de Jugate conmigo, o demostrar habilidades en juegos como los de Minuto para ganar son solamente algunas de las cosas que se podrán hacer si se elige un evento basado en un formato televisivo. Ni hablar de lo que puede suceder en una fiesta en donde el eje sea un show de aptitudes artísticas, como Talento argentino. En muchos casos, aunque no se decida basar el festejo en un programa de la tele, lo que ocurre en la pantalla chica sirve como puntapié inicial para crear nuevos conceptos. “El año pasado, por ejemplo, hubo una fuerte tendencia a lo retro, por el éxito de Graduados. A mucha gente se le desató la nostalgia por los años ochenta, que fue una década muy fuerte para las personas que hoy tienen entre 30 y 50 años”, cuenta Spinello, que decidió crear un juego llamado Ataque ochentoso, en donde propone un viaje a esos tiempos, con disfraces, música acorde y actividades de antaño. 

“En general, las fiestas temáticas son las que más están prendiendo en la gente”, asegura. Dentro de lo temático, no solo hay lugar para los eventos basados en décadas pasadas, sino que entra allí cualquier celebración en donde haya un eje predominante. En Pi Eventos, por ejemplo, desarrollan un formato llamado Hollywood Party, en donde se reproduce la noche de los Oscar, con la alfombra roja, la cena de gala, las ternas y las entregas de premios a los presentes. Por supuesto, no faltan los cholulos de siempre, interpretados por actores infiltrados en la fiesta. Esta modalidad de incluir especialistas en happening es el momento obligado en las fiestas más elegidas por estos días: las bizarras. “Es como un evento nacional y popular al que entrás y ves que algo está saliendo mal, gracias a actores profesionales que generan una batería de situaciones insólitas. Después, en el desarrollo de la fiesta, está muy presente lo retro. Conviven las películas de Olmedo y Porcel con los hits de Carlitos Balá, Johnny Tolengo, Xuxa y Martín Karadagián. También hay antiestripers, tarotistas y shows en vivo de artistas como Sergio Denis, Alcides o Pablo Ruiz, entre otros”, explica el experto Jorge Farray.

Pero no todo es la noche. Cada vez se realizan más fiestas a plena luz del día; sobre todo, las empresariales. En ese caso, lo más pedido son las actividades al aire libre, cuenta Spinello: “Hay juegos gigantes, atracciones tipo kermés, toros mecánicos, búsquedas del tesoro y muchas otras propuestas. Son eventos ideales para los días de la familia, las jornadas de integración o recreación, o las fiestas corporativas de fin de año”. Para quienes quieren más juegos aún, bajo techo puede crearse un casino al estilo Las Vegas o calentar motores en megapistas de Scalextric. 

Las empresas, pioneras 

Los eventos corporativos fueron los primeros en adoptar la originalidad. “Las fiestas dejaron de hacerse para afuera, para mostrar una imagen institucional. Ahora se hacen para los empleados, con el fin de motivar e integrar a los equipos de trabajo. Por eso, se eligen propuestas originales y de alto impacto”, cuenta Farray.  Incluso hay eventos específicamente diseñados para fortalecer los grupos de trabajo: “El team building (‘construcción de equipo’, en inglés) es una excelente herramienta para el crecimiento profesional, tanto individual como grupal. Las actividades suelen hacerse fuera de la oficina, para que los empleados se relajen y se conozcan más. Se hacen talleres de circo, regatas, carreras urbanas, juegos motivacionales y cualquier otra idea que incentive el trabajo en equipo”, agrega Spinello. 

En eventos empresariales de mucha gente, se está instalando la idea de vencer un récord Guinness. “Es una tendencia mundial. La idea es vencer una marca establecida, no crear un récord propio. De esa manera, el desafío es mayor y el trabajo en equipo se transforma en una verdadera necesidad. Por supuesto, la actividad es fiscalizada por Guinness”, relata Farray, de Pi Eventos, que lleva cuatro vallas vencidas. “Con una marca de moda hicimos el desfile con mayor cantidad de modelos; con otra, pintamos el grafito sobre lienzo más largo del mundo; hicimos también el mosaico de semillas más grande, y elmosaico con la mayor cantidad de cubos mágicos”. Las opciones, como puede verse, sobran. La imaginación también. Vamos, no me diga que no le dieron ganas de hacer una fiesta diferente. 
 
Eventos al por menor 

A la hora de llevar a cabo celebraciones originales, muchas veces hace falta que la fiesta en cuestión sea multitudinaria. Sin embargo, hay una gran cantidad de ideas aplicables a las reuniones en casa, con amigos y familia. María Fernanda Spinello brinda algunos consejos prácticos: “Es necesario ser creativos y elegir un un hilo conductor. La decoración, la animación y el vestuario tienen que estar relacionados. Si quieren hacer una fiesta retro, pídanles a sus invitados que elijan vestuarios o accesorios de tal o cual década. Por ejemplo, si hacen una fiesta de los años veinte, propongan que la indumentaria incluya boas, sombreros y chalecos, y que se arme una coreografía tipo charleston o un show de casino. En estos casos, también es divertido hacer un desfile para elegir quién tiene el mejor look de la noche”.

A reír, se ha dicho 

Los espectáculos suelen ser un condimento infaltable en las celebraciones. Pero, lejos del contador de chistes, la banda musical o los bailarines que invitan a la gente a la pista, quienes buscan un evento original están optando cada vez más por los grupos de improvisación. ¿De qué se trata? De actores libres de guión, que toman lo que les va dando la fiesta para armar un espectáculo que termina siendo de lo más desopilante. Muchas veces, con cómplices entre el público, entretejen historias alrededor de una anécdota de algún invitado de la fiesta, al que suelen invitar “al azar” a que participe de la improvisación. 
Estos formatos comienzan a veces de forma convencional, en el centro de la escena; otras, los actores se infiltran en la fiesta como invitados y empiezan a entretejer historias solapadamente. Solo cuando toda la fiesta está hablando de ellos, pasan al frente y comienza el verdadero show.

Detalles 2.0 

En la búsqueda de la originalidad, la tecnología es una gran aliada. “Todo lo luminoso, los efectos de LED, los láseres y las pantallas de alta definición vienen pisando fuerte”, explica María Fernanda Spinello. Entre las novedades en esta materia, enumera los shows de robots, la pirotecnia fría, los muebles luminosos, las mesas one touch (una especie de iPad gigante para invitados tecnológicos) y el light painting show. “Este último es algo inédito en el país. Permite dibujar grafitos, formas y mensajes en el aire con elementos lumínicos. Los resultados se ven reflejados en una pantalla que tiene un efecto increíble. Tanto el agasajado como los invitados pueden crear un espectáculo virtual de alto impacto”.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte