Actualidad


Pieles modernas


Por Daniela Calabró .



Pieles modernas 

La biotecnología no para de engrosar las filas de la cosmética. Los productos que pican en alza se nutren cada vez más de activos naturales. ¿Qué hay que saber para elegir la crema adecuada?

Pararse frente a la góndola de la perfumería, en la actualidad, puede ser todo un desafío. Las etiquetas de los cosméticos dan cuenta de activos desconocidos e invitan a ponerles el rostro (nunca mejor dicho) a cremas y lociones de lo más prometedoras. La buena nueva es que detrás de estas glorias de la biotecnología moderna, los químicos se relativizan y hace su entrada triunfal la mano sabia de la Pachamama. 

“En la actualidad, el trabajo interdisciplinario de la biología, la farmacología, la genética y la química recurre cada vez más a la naturaleza: algas marinas, minerales, vitaminas, ácidos, péptidos biotecnológicos, antioxidantes, metales y extractos vegetales son los más novedosos”, describe el doctor Ariel Sehtman, prrofesor titular de la cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Fundación Barceló, y agrega: “El empleo de células madre, la biofermentación de bacterias, el estudio de nuevos nutrientes naturales y elementos activos son el recurso para alcanzar una salud y belleza cutáneas óptimas”.

Con el foco en la regeneración y el cuidado del envejecimiento prematuro de la piel, muchos de estos activos buscan remediar las agresiones que la piel recibe desde el exterior. 

“En las tecnologías más novedosas se seleccionan y combinan activos que evitan la evaporación de agua a través de una ligera película de oclusión, retienen el agua a nivel de las células crneas y reconstruyen los lípidos perdidos brindando emoliencia. En muchos casos, se suma un plus de eficacia mediante la incorporación de fotoprotectores, antioxidantes o agua termal”, detalla la doctora Cristina Pascutto, médica dermatóloga del Hospital de Clínicas y Miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología. 

“Se recomienda aplicar estas cremas después de una correcta higiene o baño, de modo que la piel húmeda sea más receptiva para la absorción de los activos. Lo ideal es usarlas una o dos veces por día según las necesidad”, agrega. 

Blanco sobre negro 

Los minutos pasan y uno sigue frente a la hilera de envases con diseño, agudizando la vista para ver qué producto le conviene más a la piel que tanto se ha maltratado durante el verano. Pero el baile es largo, a menos que uno sea precavido y conozca las cualidades de los compuestos del momento.  

“Las células madre vegetales representan lo último en cremas antiedad. Estimulan el metabolismo y compensan los cambios producidos por el envejecimiento, los rayos UV, la contaminación y el estrés sobre las células madre cutáneas. Mejoran la comunicación y la respuesta inmune celular, por lo que vuelve más eficiente nuestro sistema de defensa cutáneo”, explica Sehtman.

Hay otros ingredientes activos que pueden regular el flujo de adipocitos y reducir la creación de tejido adiposo, como los extractos de naranjo amargo, sauce y hoja de loto. El extracto de caviar, por su parte, es rico en proteínas, lípidos, vitaminas y oligoelementos, y tiene una acción vigorizante que mejora la firmeza.

Otra de las grandes innovaciones en materia de dermoestética antiedad es la biofermentación. “En busca del rejuvenecimiento cutáneo, se están utilizando fórmulas que contienen biosalt, una sustancia que se obtiene de la fermentación de bacterias bifidus, a la cual se agrega adenosine, para retardar los efectos del envejecimiento”, comenta el especialista.

Pero las novedades no vienen solo de la mano de los activos, sino también de algunos coayudantes que se suman al packaging de las cremas, como rodillos, roll on o masajeadores para la aplicación. “El beneficio de esta innovación es lograr una exfoliación superficial para que los productos puedan actuar de manera adecuada. Ayudan a la penetración de los productos en la piel ya que, en cierta forma, eliminan impurezas, exceso de grasa y células muertas, lo que permite el ingreso de las sustancias deseadas”, concluye Sehtman, no sin antes dar un último consejo: “Con estos accesorios hay que tener cuidado de no hacer una exfoliación intensa, ya que al eliminar la capa córnea y otras capas de la epidermis, se afina demasiado la piel y el producto puede absorberse a través de los vasos sanguíneos y actuar en sitios no deseados”.

Más allá de los cosméticos 

La salud cutánea no es ajena a la alimen-tación y a la calidad de vida: “Para mantener una piel sana y joven siempre es recomen-dable ingerir alimentos naturales, con bajo o nulo contenido de colesterol, grasas y azúcares; reducir la cantidad de alcohol y modificar el hábito de fumar. También es fundamental acompañar nuestra vida con actividad física y realizar tareas que nos produzcan placer y alegría”. Doctor Ariel Sehtman, profesor titular de la cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Fundación Barceló.
Cuatro pasos para el día a día 
 Limpiar el rostro con un producto adecuado para cada tipo de cutis: cremas, para las pieles secas; lociones, para las pieles mixtas, y geles, para las pieles seborreicas.
• Hidratar para que la piel se vea lozana.
 Durante el día, utilizar un buen fotoprotector.
 Por la noche colocar los productos antiedad o de nutrición, de acuerdo con la necesidad.Por Cristina        Pascutto. Médica dermatóloga del Hospital de Clínicas y miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología.
 

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte