ACTUALIDAD


La receta para ser feliz


Por Carlos Baudry.


La receta para ser feliz 

Cada tanto se publican encuestas donde se selecciona a las ciudades más felices para vivir. Hace un tiempo la ganadora fue Río de Janeiro, luego fue Viena. Buenos Aires siempre está presente en el ranking. ¿Qué hace que una ciudad sea considerada feliz?

Hasta principios del siglo XX existió al sudoeste de la península arábiga un reino al cual se lo conocía como “Arabia Feliz”. Es una región de abundancia (donde crece el mejor café del mundo) y ahora se llama Yemen. ¿Seguirá siendo feliz? Ese asunto de la felicidad lo decretaron los viajeros europeos, sobre todo Richard Burton, el traductor de Las Mil y una Noches, a quien no hay que confundir con un actor galés que se llamaba igual y acostumbraba casarse de vez en cuando con Liz Taylor.

¿Por qué llamaron así a ese lejano reino? Burton (el capitán) lo dice: “Nadie pasaba hambre, la tierra les daba hasta tres cosechas, y eran amables y simpáticos con los viajeros. Era raro que alguno se encolerizara y lucían siempre blancas sonrisas”. 
Sucede ahora que hay varias organizaciones que miden la felicidad de las ciudades. Al referirse a este concepto, el viajero, escritor y periodista Horacio de Dios dice: “Es un tanto subjetivo, porque depende de cómo te vaya. Si vos llegás a París lleno de ilusiones y hay huelga de maleteros, y tu equipaje se pierde, llueve, hace frío, y todo está carísimo, seguro que vas a opinar que no es una ciudad feliz, cosa que sí dirás si todo es normal y te va bien”.

Horacio de Dios es sinónimo de viaje. Es uno de los argentinos más viajados y, además, un buen observador y disfrutador de las cosas buenas de la vida, entre las cuales está viajar. Él es viajero y no turista. 

–A veces, las encuestas no colocan a París en los primeros lugares... 
–París es una ciudad maravillosa. Si me preguntás a mí, la ciudad para ser feliz es Buenos Aires.

–Tampoco ocupa los primeros puestos. En algunas encuestas está décima en el ranking, en otras novena…
–…y después Nueva York y Londres, porque se adelantan al futuro, y después París, porque está siempre igual, hermosa, y es nueva al mismo tiempo, nueva en cada viaje. Hay un viento que la mantiene siempre joven, un algo que la hace siempre hospitalaria y feliz. 

Decime: ¿qué toman en cuenta para hacer el ranking de la felicidad?
–Bellezas naturales y arquitectónicas, eficacia en los trasportes públicos, amabilidad de los habitantes, buena comida y hotelería, precios razonables y seguridad relativamente alta.

–¿Y ciudades chicas no hay? En cualquier ciudad chica de Italia la gente es tan amable y hospitalaria que lo pasás excelentemente bien y tal vez llegás a ser muy feliz.
–En un poema Neruda describe un pueblo chileno. Dice que es pobre, que no hay flores y sopla el viento. “Pero ella vive aquí”…
–Exacto. El enamorado es feliz porque lo principal es que ella viva allí y no lo que el pueblo ofrezca. En la Argentina hay centenares de ciudades chicas en las cuales la gente te recibe con los brazos abiertos y hasta te invita con mate y a veces a comer. Y los paisajes son bellos.

–¿Cómo Salta La Linda?
–Sí, es una ciudad hermosa y, por suerte, no es la única. También están Córdoba y Rosario y Mendoza, y muchas más. Pero en la elección de una ciudad para pasarlo bien, intervienen numerosos factores. Tal vez Helsinki, en Finlandia, sea una ciudad maravillosa. Estuve una vez siete días, mudo, mudísimo. Hablan un idioma que para mí es inaccesible. Y no encontré a nadie que hablara italiano, español, inglés o francés. Finlandés y basta. Si vos vas a un lugar en donde no podés comunicarte y tu paso por esa ciudad se limita a tomar un colectivo para turistas, perdiste. No soy censor: el que quiera ir a un país cuyo idioma no habla ni entiende que lo haga. Pero no se enterará de cómo es la vida. Río de Janeiro fue elegida primera en una de las encuestas y no sé si es justo, pero, sí, es una ciudad maravillosa, y los cariocas son gente amable y alegre, y el idioma no ofrece mayores dificultades. Cuando ven que no entendés algo, se esfuerzan por hablar en español o hablan con la voz y con señas para que entiendas. 

–Y qué otra sumarías a la lista de “ciudad feliz”?
–El calificativo es vendedor, pero es muy subjetivo. Mar del Plata es la “Ciudad Feliz”, así le dicen algunos. Pero para mí Buenos Aires es como un resumen del mundo. Y centenares de ciudades chicas argentinas son bellísimas, y en ellas, supongo, la felicidad es posible. Lo difícil es definir bien la felicidad, que no es lo mismo para todas las personas. Para resumir: yo soy feliz viajando. 

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte