ACTUALIDAD


De parto…Otra vez


Por Mariano Petrucci.


De parto…Otra vez
Cada vez más hombres eligen volver a cambiar pañales después de los 50. Ventajas, temores y mitos. Celebramos el Día del Padre repasando los pormenores de una tendencia en alza. Aquí y en el mundo.

El de hoy no será un almuerzo más para Albeto, pero sí se asemejará a los de siempre, porque en su casa las reuniones son a la vieja usanza: los tuyos, los míos, los nuestros. La famiglia unita como corresponde: todos los domingos. Lo particular de la ocasión es que festejará, por primera vez, el Día del Padre con Felipe, que nació en agosto último, fruto de su relación con Agustina (36). Y para darle un toque fellinesco a la escena, por allí andará dando vueltas uno de los hijos de su matrimonio anterior, Nicolás (29), con su pequeña Ada en brazos.

Alberto, a sus 54, es papá de adolescentes, abuelo de sus nietos... y padre una vez más. La situación ya no es extraña dentro de los hogares argentinos (y del mundo): cada vez más señores de las cinco décadas vuelven a cambiar pañales. “La sociedad varió radicalmente en cuanto a la constitución familiar. La expectativa de vida se prolongó y se imponen otros paradigmas. En los siglos XIX y XX, la idea madre era el esfuerzo. En el siglo XXI, el mensaje es ‘vivir intensamente’”, explica la licenciada Eva Rotenberg, directora de la Escuela para Padres Multifamiliar y compiladora del libro Parentalidades. Interdependencias transformadoras entre padres e hijos.

Esta inédita cultura viene gestándose desde hace años pero, indudablemente, cobra mayor visibilidad en la actualidad. “En el presente, los hombres persiguen desarrollarse como persona a través de su crecimiento laboral. Así retrasan o retoman la paternidad una vez que se encuentran fortalecidos y con una sensación de realización que les posibilita empezar a dedicarse y cuidar a otro ser”, explica la licenciada en Psicología María Eugenia Monges, especialista en terapia vincular de parejas, padres e hijos. Y aduce: “A la vez, la paternidad a los 50 años es producto de la oportunidad que se dan ellos de armar otras parejas y de apostar a la familia, más allá de la frustración que conlleva un divorcio o una separación”.

En la farándula local, son varios los que se animaron a la aventura, con Marcelo Tinelli a la cabeza (parece, pero no es un chiste). No solamente el conductor estrella de la pantalla chica vernácula les recomendó, en pleno debut de Showmatch, a los cincuentones que atraviesen lo mismo que él, sino que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le escribió en Twitter: “Bienvenido @cuervotinelli al club de los mitad papá-mitad abuelo! Lo más lindo que te puede pasar en la vida!”. Mauricio Macri tuvo a Antonia, a los 52 (con Juliana Awada, que tenía 36); Marcelo, a Lorenzo, a los 54 (con Guillermina Valdés, también de 36). Otros de los que se sumaron al boom, por estos pagos, fueron Dady Brieva, Santo Biasatti, Alejandro Borensztein y Roberto Pettinato. Y en el plano internacional no son pocos los que peinan canas y pasean cochecitos: la lista va desde Paul McCartney, Clint Eastwood y Steve Martin hasta Nicolas Sarkozy, Hugh Grant, Kevin Costner, Rod Stewart, Michael Douglas y Jack Nicholson. 

Atentos, ya que hay un golpe demoledor por sortear (aunque no creemos que las celebrities, al menos las hollywoodenses, pasen por este escollo). Se trata de la incomodidad de aguardar en el jardín de infantes y que aparezca la pregunta letal: “¿Usted es el abuelo?”. Pero a no desesperar, que se apilan las ventajas con respecto a los padres “púberes”. “Cada etapa tiene sus pros y sus contras. En general, la experiencia de vida ayuda a que puedan ser menos ingenuos, egoístas y hedonistas. Al fin y al cabo, lo que pesa es la madurez y el estado emocional, más allá del número que arroja el documento. Hay jóvenes que son ‘viejos’ y hombres grandes llenos de vitalidad y con un sinfín de metas: eso es lo que les transmitirán a sus hijos. En definitiva, el diálogo y el vínculo no tienen edad”, subraya Eva Rotenberg.

Para Roberto Sivak, médico psiquiatra, algunas de las dificultades de los “abupadres” son cierta rigidez y limitaciones para concretar los deseos. “Pero inclinan más la balanza los aspectos positivos: actitud realista, mayor solidez desde lo económico y afectivo, mayor comprensión y equilibrio, y menor ansiedad”, sostiene Sivak.

Energizante y rejuvenecedor 

Daniel Dátola (55) es un nombre y un apellido con peso específico dentro de nuestro espectáculo. Para celebrar el día de la fecha, cae como anillo al dedo el libro que acaba de publicar: Otra vez papá (después de los 50). “Tengo una hija de 28 años, otro de 25… y una de 2. Cuando nació Isabella, me di cuenta de que lo que sabía no me servía en absoluto. Hoy, elegir un cochecito es como comprar un Mini Cooper”, desliza con el humor que lo caracteriza este licenciado en Comunicación, con exitoso CV en radio, teatro (autor del musical Por amor a Sandro y de la obra teatral ¿Por qué será que las queremos tanto...?, y que colaboró con Carmen Barbieri en Brillantísima y con Aníbal Pachano en Divain) y televisión (guionista de Poné a Francella).

“Soy mucho mejor papá que antes. A los veintitantos, llegaba a mi casa y si los chicos estaban durmiendo, no le daba tanta importancia. ‘Ya los disfrutaré en el futuro’, me decía. Ahora, ni me permito pensar así, por lo que Isabella recibe lo mejor de mí. Uno toma más conciencia de todo. Me voy a levantar feliz a las siete de la mañana para llevarla al colegio y disfrazarme de árbol en un acto”, apunta Dátola. Y acota: “Como Tinelli, lo aconsejo fervientemente. Es un energizante. Hasta influye en la relación de pareja. Cuando era más joven, no estaba al tanto de las cosas que le pasaban a mi mujer. Esta vez, no falté ni a una sola visita al obstetra. ¿Por qué? Porque, a esta altura del partido, uno no pasa por alto que está más grande. Y no me quiero perder ni un punto ni una coma de nada. Me siento rejuvenecido. E Isabella, tan chiquitita, ya logró en mí lo que no consiguió ningún curso: que dejara de fumar”.

“Es que, en diversos casos, el proyecto de tener un hijo a los 50 años trasciende los miedos a ser un ‘padre viejo’ y no poder acompañar a sus hijos a lo largo de su vida adulta”, explica Monges, especialista del equipo de Flabia Vit. Y prosigue: “Si uno no puede ofrecer una crianza comprometida desde el tiempo, el afecto y el interés genuino, es preferible esperar el momento indicado. Se tendrá menos energía, sí, pero mayor voluntad para explotar al máximo cada instante que se comparta”. 

Sivak concuerda con Monges: “No hay que dramatizar. Alguien inteligente y sensible es capaz de aprovechar de otro modo los diferentes períodos de crecimiento de los hijos. Lo primordial es mantenerse psicofísicamente para vivir más plenamente cada minuto, cada segundo”. Y sobre la visión de los hijos y ese temor que surge a partir de la supuesta comparación que pueden establecer con los padres de sus compañeros de grado, agrega: “Ellos valorizan la juventud, pero, asimismo, la experiencia. Necesitan creer y ser guiados. Es verdad que se diluye la ilusión infantil de la eternidad de los padres, pero, más temprano que tarde, deberán enfrentarse con la finitud, que, por otra parte, les mostrará que ellos tampoco son omnipotentes ni inmortales”.

Los expertos coinciden en que desandamos una era en la que emerge una nueva masculinidad, donde los hombres bañan a esas esperanzas que quedaban arrumbadas por la cantidad de años vividos. ¿Qué hay que considerar, entonces, a la hora de embarcarse en esta cruzada y decidir volver a ingresar a la sala de partos? “Gozar de salud, estabilidad emocional y confianza en la pareja”, enumera Roberto Sivak. Eva Rotenberg completa el concepto: “Es fundamental saber que un hijo requerirá dedicación y asumir postergaciones”. La vida es incierta a cualquier edad. Tal vez, hasta el paso del calendario haga que se estime aún más la paternidad y la entrega para con ese ser que nos descenderá. “Hay hombres que tienen hijos y nunca son padres. Son amigos, rivales o fantasmas que no existen. Lo único relevante es la marca que nos deja cada vínculo. Eso no se borra jamás”, concluye Rotenberg.

La medicina en la paternidad tardía*

Es frecuente ver padres de 50, 60 y hasta de 70 años. Por lo general, mantienen una relación con mujeres lo suficientemente jóvenes para poder fertilizar el ovocito. Pero esto no quiere decir que la cantidad y calidad del semen no tienda a declinar con la edad. Este se va deteriorando lenta y progresivamente (se manifiesta, inclusive, en tratamientos de fertilización asistida). Cuando una pareja consulta por infertilidad, el hombre casi que descarta ser parte del problema, basándose en que tuvo hijos anteriormente. La sorpresa es grande cuando, muchas veces, ellos son la principal causa, y no tanto la mujer. Los resultados presentados durante una de las últimas reuniones de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, demuestran que a los 45 años hay una disminución significativa de espermatozoides morfológicamente normales, aumento de la fragmentación del ADN espermático, pérdida progresiva de la motilidad y reducción de la vitalidad espermática. Es importante destacar que cuando el padre tiene más de 40 años, crece el número de abortos espontáneos, mientras desciende la tasa de fertilización. Entonces, hay que tener en cuenta que la edad paterna no solo merma la probabilidad de embarazo, sino también el desarrollo embrionario.
*Por el doctor Gustavo Álvarez, encargado de la sección Andrología de CEGyR.

Allá, como aquí 

El fenómeno excede a la Argentina. En los Estados Unidos, en las últimas décadas, creció más del 60% el número de padres de entre 40 y 44 años, y casi un 20% en la franja entre los 50 y 54. En Inglaterra y Gales, también aumentó el promedio de edad a la hora de llamar a la cigüeña. Más cercano a estas latitudes, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) indicó que el inicio de la paternidad se fue postergando del otro lado de la cordillera. Es que, según el INE, en Chile nacen más cuatro mil chicos por año de papás que pasaron la barrera de los 50. Y la tendencia, aseguran quienes confeccionaron estos datos, se mantendrá en alza.

Más información:

www.escuelaparapadres.net
www.psicologasvitmonges.com.ar
www.robertosivak.com.ar

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte