TENDENCIA


Confort ante todo


Por Revista Nueva.


Confort ante todo 

Lo que más lo motiva es lograr ambientes funcionales y con mucho confort. Alfred Fellinger, uno de los mejores diseñadores de interiores del país, cumplió cincuenta años con la profesión. Un estilo vanguardista.

Alfred Fellinger cumple las bodas de oro con su profesión y lo festeja a lo grande con un libro que recorre sus obras y sus diseños: Keep going. Alfred Fellinger. Alfred es pura vitalidad, talento y energía. Y alguien en quien la creatividad y el humor van de la mano... ¡cómo no recordar la alfombra que presentó en una muestra, con un camino de hormigas estampado! Su presencia en Casa FOA es un clásico y recibir premios y distinciones también. Dio sus primeros pasos profesionales en Interieur Forma, la casa de diseño que es sinónimo de vanguardia. Después les puso el sello a numerosos proyectos –muchos de ellos premiados– que se distinguen por su modernidad, buen gusto, vanguardia y, sobre todo, funcionalidad y confort, tema que lo desvela. Alto, con un vozarrón que se escucha a muchos metros, busca siempre la funcionalidad y la excelencia.

–Alfred, cumplís cincuenta años con la profesión. ¿Cuál ha sido para vos el gran cambio en el diseño de interiores?
–Ha habido miles de cambios, todos importantes, pero sin duda el más trascendental fue crear diseños y ambientaciones para hábitats más cómodos, confortables, realistas y prácticos, que se vivan las veinticuatro horas. La vida en una casa debe fluir con buena energía, y los ambientes tienen que ser para vivirlos, no para mostrarlos.

–¿Por dónde empezás el proyecto? ¿Cuál es el punto de partida al ambientar: un color, un mueble...?
–No empiezo ni por un objeto ni por un color. Estudio a fondo el espacio, la circulación del departamento o la casa, les pregunto mucho a los dueños por la vida que van a desarrollar allí. Porque para mí lo fundamental y el gran desafío es mejorarles la vida cotidiana a los que viven en esa casa. Funcionalidad, confort y practicidad son lo más importante; sin eso no hay buen diseño. La gente tiene que estar cómoda, disfrutar. El éxito de un diseñador de interiores es que el cliente le diga: “No sabés cómo cambió mi vida a partir de la obra que hiciste”. 

–¿Cuál es tu mueble favorito?
–No tengo uno en particular. Todos los que sean estéticos, cómodos y prácticos me vienen bien.

–¿Cuál crees que ha sido el mayor logro de tu carrera?
–Seguir en campaña, con proyectos que son un gran desafío. Y me gusta trabajar en equipo. Por ejemplo, en el libro trabajé con mi hijo. Uno aprende del otro y uno enseña al otro. Lo que más me apasiona de los proyectos es el brainstorming. Es un momento de intensa creatividad.

–Se comenta que se han vendido varios terrenos en Marte. Vos, que sos muy vanguardista, ¿estás preparado para empezar una obra en otro planeta? ¿Cómo la diseñarías, cómo sería tu hábitat si tuvieras que vivir en Marte?
–Creo estar muy preparado, ya que el tema me fascina. Debería ser simple, muy habitable y acondicionado a los requerimientos del lugar y de quienes lo habiten. Quizá no es tan lejano...

Keep going 

El libro Keep going. Alfred Fellinger resume los cincuenta años de profesión del diseñador de interiores. Casas, ambientaciones para Casa FOA, oficinas y fotos de su vida aparecen en las 250 páginas.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte