ACTUALIDAD


Enemigos del dolor


Por Mariano Petrucci.


Enemigos del dolor 
Los tratamientos convencionales no alcanzan para que los deportistas de elite se recuperen rápidamente de sus lesiones. Por eso, aparecen otros muy novedosos, que ya se aplican con éxito. Cuáles y cómo son. 

Su desconsuelo fue el de todos. Apenas pasadita la primera media hora del partido contra Bélgica, y después de pegar uno de esos piques endiablados con los que enreda rivales, se tiró al piso. Lloró. Para Ángel Di María, el Mundial de Brasil terminó en cuartos de final. Cuánto de ello influyó para no llevarnos la tan ansiada copa… pertenece al terreno de lo contrafáctico.  

Lo cierto es que las lesiones musculares tuvieron a mal traer al seleccionado argentino durante su exitosa estadía en territorio carioca. El flamante jugador del Manchester United no fue el único que cargó con semejante derrotero: Sergio Agüero tampoco pudo redondear la actuación que los hinchas albicelestes esperaban de él. La seguidilla de desgarros no le permitió ser el delantero que la suele “descoser” en Inglaterra.

Las enfermerías son con frecuencia moneda corriente en el deporte de alta competencia. De hecho, los estudios epidemiológicos más recientes demuestran que las musculares suponen más del 30% de todas las lesiones. Eso, más allá de los inconvenientes que le acarrean al jugador, se traduce en una sola cuestión para cualquier institución o club que se precie de tal: pérdida económica. Por eso, cada vez más, invierten en profesionales y maquinaria súper moderna que devuelvan a sus joyas a las canchas. Velozmente, sanitos y salvos. 

En este punto es donde está metiendo la cola la medicina regenerativa y todos aquellos adelantos que persiguen mermar las dolencias… en el menor tiempo posible. Hay tres que rompen el molde (amén de que se conjugan entre sí): plasma rico en plaquetas (PRP), células madre y cámara hiperbárica. “Son tratamientos inteligentes que apuntan, específicamente, adonde hay una falla. Si es un tema articular, se acota al cartílago; si es ligamentario, al ligamento; si es meniscal, al menisco. O sea, instrucciones precisas para acelerar la evolución de la lesión”, define el doctor Damián Siano, especialista en Ortopedia y Traumatología, y miembro de la Asociación Argentina de Ortopedia y Traumatología (AAOT).  

Pican en punta 

El PRP es un tratamiento de última generación, biológico y autólogo, que parte del centrifugado de la sangre venosa. “Se separan las plaquetas del resto de los componentes sanguíneos y, al ser activadas, liberan los factores de crecimiento, que tienen un poder regenerativo a nivel óseo, muscular y tendinoso. Así se disminuye el dolor y la inflamación, se acortan los períodos de recuperación, y se aligera la cicatrización y el restablecimiento de los tejidos. Es un tratamiento sencillo y ambulatorio: consta, al menos, de tres aplicaciones que requieren entre quince y veinte minutos, con un intervalo de descanso de entre tres y cuatro semanas. Tras la infiltración, uno puede continuar con su vida normalmente”, detalla Siano, quien no solo atiende a figuras como Sergio “Maravilla” Martínez, sino que es el médico a cargo del seleccionado nacional femenino de softbol, y lo fue también de los elencos musicales de Freddie, el musical, Mamma Mia!, Los Locos Adams, y del programa de televisión 100% Lucha. Y advierte: “Comparada con una cirugía, la terapia con PRP no es tan invasiva ni costosa, y presenta menor posibilidad de infección”.

El PRP está indicado para hombro, codo, abdomen, zona lumbar, cadera, rodilla, pie y tobillo. Las afecciones pueden ser tendinitis, desgarros, artrosis, lumbalgias, bursitis, osteocondrosis, fascitis plantar y esguinces. “Rafael Nadal es un emblema de lo que estamos hablando. Pudo sobreponerse a su patología en la rodilla gracias al tratamiento con PRP y células madre”, cuenta Siano. El español integra una extensísima lista, que incluye a Pau Gasol, Kobe Bryant y el mismo Di María, entre tantos otros.

“Abeja reina”. Así llama este especialista a las células madre. “Se pueden obtener del cordón umbilical, de una liposucción del tejido graso o a través de una punción de medula ósea”, explica Siano. Multipotenciales, son capaces de transformarse en otros tipos de células, recomponiendo estructuras y tejidos. ¿En qué consiste esta terapia? “Primero, las células madre tienen propiedades que pueden controlar la inflamación –inmunorregulación–. En segundo lugar, estimulan la producción de otras células necesarias para reparar el tejido –cicatrización de heridas–. Tercero, pueden aumentar la vasculatura –flujo sanguíneo– a la zona, lo que incrementa la probabilidad de curación. Por último, reemplazan las células dañadas”, dicen desde Rehealth, un equipo de expertos abocados al campo de la terapia celular.

Por su parte, la cámara hiperbárica fue un integrante más de nuestra delegación en el pasado Campeonato del Mundo. Esto es: oxígeno concentrado a alta presión, en una cápsula cerrada herméticamente. Todos los caminos conducen a Roma: precipita la cicatrización de la herida del músculo o de cualquier tejido. Al “Kun” Agüero le alcanzó para enfrentar a Holanda y a Alemania. Ya sabemos a quién no.

No solo deportistas

No solo de deportes “viven” las lesiones. Cada vez más mujeres (y muchos hombres también) dedican su tiempo libre a la danza. El baile es una actividad que presenta numerosos beneficios a nivel físico, psíquico y social pero, en determinadas ocasiones, puede provocar situaciones patológicas, debido a que es una disciplina que requiere un importante esfuerzo corporal. Las lesiones más frecuentes en los bailarines se dan en el miembro inferior, y el tobillo y el pie son las zonas más afectadas. Resulta imprescindible que los fisioterapeutas conozcan este arte y su técnica para reducir los factores de riesgo e intentar impedir que estas lesiones aparezcan.

Para todos

Hay mucho más asomando en el horizonte. Debido a que los métodos convencionales no siempre logran su cometido, emergen novedosas y auspiciosas técnicas que dan respuestas reales en un 80% de los casos de lesiones. “La proloterapia es conocida, asimismo, como terapia de proliferación celular. Las áreas débiles son tratadas con una solución proliferante que impulsa directamente el crecimiento, robustez y fuerza del tejido afectado. Lo que se inyecta es dextrosa, que es un tipo de azúcar. Esta sustancia es natural y ya existe en el cuerpo humano, por lo que es muy diferente a las infiltraciones que se realizan con corticoides”, aclara el doctor Gonzalo Yamauchi, especialista certificado por la Sociedad Americana de Medicina Ortopédica (AAOM) y Latinoamericana (LAOM). Y prosigue: “La cura puede llevar alrededor de seis semanas y las aplicaciones se hacen mensualmente, estimándose entre dos y seis, según la lesión y el progreso del malestar. Es ideal para codo de tenistas y golfistas, pubalgias en rugbiers y futbolistas, y tendinopatías del Aquiles en basquetbolistas y voleibolistas”.

Las inyecciones subcutáneas perineurales difieren de la proloterapia clásica, ya que las infiltraciones se hacen por debajo de la piel –en la proximidad de los nervios superficiales, por medio de una aguja muy fina–. “Al momento de salir del consultorio, el paciente ya siente una importante mejoría. Es aconsejable para el dolor cervical crónico, las cefaleas tensionales, los dolores lumbares, el síndrome del túnel carpiano, los dolores de cadera y las neuropatías. Lo que hay que remarcar respecto de ambas técnicas es que, a partir de la adolescencia, no tienen límite de edad, implican riesgos mínimos y son extremadamente beneficiosas”, descuenta Yamauchi, experto en Medicina Familiar del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Otras modas se pueden encontrar en la ozonoterapia (presenta una alta tasa de efectividad en cuanto a su efecto analgésico, antinflamatorio, antioxidante y antiinfeccioso) o en la viscosuplementación (se suministra, intraarticularmente, ácido hialurónico para patologías vinculadas al cartílago –artrosis, osteocondritis–, minimizando la fricción o el roce articular). “Podemos valernos de la medicina regenerativa para cualquier lesión. Pero no nos confundamos: no se trata de la medicina del futuro, sino de la realidad, del hoy y ahora. Se acabó aquello de que era elitista y exclusiva para deportistas de alta competencia. En la actualidad, está disponible para todos: para la abuela que atraviesa un proceso artrósico o para el atleta joven de 15 años que tiene comprometido un cartílago. Esto, hace cuatro años, era impensado; en 2014, es súper accesible. Bienvenido sea”, concluye Siano. 

MÁS INFORMACIÓN: 
www.drdamiansiano.com
www.rehealth.com
www.proloterapia.mx 

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte