ACTUALIDAD


e-salud, el gran cambio


Por Cristina Gozzi.


e-salud, el gran cambio 

Gracias a la movida de las nuevas TIC,tecnologías de la información y la comunicación, que lo están cambiando todo, hoy se escucha hablar de medicina a distancia, telemedicina, sistemas de archivo de historias clínicas, diagnósticos y cirugías virtuales, comunicación de imágenes digitales y videoconferencias. ¿Por casa cómo andamos? En 2001, médicos y pacientes de todo el mundo se sorprendieron con una noticia: una mujer en Francia acababa de ser intervenida quirúrgicamente a distancia por un cirujano que teleguió un robot desde Nueva York, Estados Unidos. La noticia marcó un hito en la historia de la medicina que aceleró la implementación de las TIC en la salud. 

Si bien en nuestro país la cirugía virtual está aún en fase experimental, en los últimos años son muchas las entidades que se han sumado a la movida y han hecho realidad la historia clínica electrónica, la capacitación por videoconferencias, la teleconsulta, el telediagnóstico, el procesamiento de las imágenes a partir de las radiografías, el monitoreo remoto de los pacientes, la asistencia a los médicos en las cirugías y el acceso de los pacientes a los resultados de sus análisis desde la computadora de su casa. “Hoy se puede monitorear el cuerpo de un paciente y comunicar los resultados de un electrocardiograma a través de un dispositivo externo que envía la información mediante un mensaje de texto por teléfono celular a un centro de monitoreo”, afirma Norberto Lerendegui, ingeniero electrónico, especialista en bioingeniería y decano de la Escuela de Ingeniería y Tecnología del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). 

“De ese modo, una persona que se siente mal y está alejada de un centro de diagnóstico, puede enviar el resultado de su electro a su cardiólogo”, destaca. Lerendegui presagia una evolución masiva de la telemedicina en los próximos años. “Se va a poder monitorear la saturación de oxígeno en la sangre, el nivel de glucosa en una lágrima o en la saliva, y muchos otros parámetros; y desde un centro, alguien podría enterarse de cómo anda el paciente sin tener contacto personal con él”, anticipa. En cuanto a la robótica y a la probabilidad de hacer cirugías a distancia, afirma que ya hay equipos Da Vinci en varios hospitales. Aunque parezca ciencia ficción, muchos cirujanos se están entrenando en el exterior para poder utilizarlos. 

La telemedicina avanza 

Numerosos hospitales están caminando paso a paso en la ruta virtual. Por ejemplo, el Hospital de Pediatría Juan Garrahan de Buenos Aires viene de-sarrollando una red nacional de centros de salud que prevé la instalación de 160 equipos de videoconferencia en hospitales de cabecera y zonales de todo el país. Esta iniciativa se lleva a cabo sobre el programa de Comunicación a Distancia, un circuito entre los hospitales pediátricos de todo el país. “El objetivo es que, una vez hecho el diagnóstico, la derivación de un paciente se realice respetando los niveles de complejidad progresiva. Así, el niño puede ser tratado en su localidad y viaja a Buenos Aires solo si es necesario. Su consulta se planifica para que la estadía resulte lo más corta posible”, sostiene Alejandro Cámara, licenciado en Gestión de políticas públicas y coordinador del Programa de Videoconferencias del Hospital Garrahan. Cámara afirma que hoy el Garrahan trabaja codo a codo con los profesionales de veintidós provincias.

“Nuestro programa de referencia contra referencia nació a partir de comprobar que la causa de que muchos pacientes fueran derivados desde las provincias se debía a la falta de capacitación en alguna técnica específica, o a la falta de alguna especialidad dentro de la provincia. Eso fue dando lugar a distintos subprogramas que fueron cubriendo esas necesidades”, acota. A partir de la comunicación con los colegas del interior, desde la inauguración del sistema que comenzó hace diecisiete años, han respondido a más de 50.000 consultas. “Al principio fue a través del teléfono; más tarde, del fax. Luego se incorporó el envío de imágenes vía correo electrónico y finalmente se sumó la videoconferencia. Ya estamos haciendo 400 videoconferencias por año”, agrega. Con la instalación de 74 equipos de videoconferencia en el país, acaban de terminar la primera etapa. “En enero y febrero de 2015 vamos a comenzar la implementación de otros equipos correspondientes a la segunda etapa”, destaca. Agrega que mediante videoconferencias también se hacen entrevistas de postulantes a becas del interior del país, y se da la comunicación entre los niños internados, acompañados de sus tutores en Buenos Aires, con sus familias. 

Todo en red 

Uno de los pioneros en el desarrollo de la e-salud ha sido el Hospital Italiano. “La historia clínica electrónica es un componente más de nuestro sistema de información”, dice el doctor Daniel Luna, jefe del Departamento de Informática del hospital. “Están digitalizadas las historias de todos los pacientes incluidos los servicios de emergencia, internación y atención domiciliaria, y se incorporan quinientos pacientes nuevos a la red por día”, asegura. En cuanto a los beneficios de la unificación de una historia clínica sobre un soporte electrónico, Luna destaca la disponibilidad, la integración y la seguridad de la información, la privacidad y confidencialidad de los datos médicos del paciente, la capacidad de recuperar la información y la posibilidad de usar datos para realizar actividades de prevención o tomar decisiones de gestión económica y financiera. Admite que se trata de iniciativas de largo aliento que deben ser dinámicas y adaptativas. “El desafío del proyecto es en un 80% de organización y manejo del cambio, algo muy complejo de conseguir en un equipo de salud; y el 20% restante es un reto tecnológico”, concluye Luna. 

En el Hospital Privado de la Comunidad de la ciudad de Mar del Plata, la informática ha mejorado la calidad asistencial que reciben los pacientes. “Se está trabajando en tres ejes: la historia clínica digital, la mejora en la gestión y cancelación de turnos a través de la Web, así como en la comunicación con los pacientes, y la utilización de las tecnologías informáticas para la capacitación mediante herramientas de e-learning y videoconferencias”, afirma el ingeniero Srecko Estanislao Mileta, jefe del servicio de Informática del hospital. Y agrega que desde el año 2008, la Institución realiza ateneos virtuales abiertos a los médicos a través de su red nacional de ateneos y conferencias médicas virtuales. 

El Instituto Oftalmológico Zaldívar de  Mendoza también se ha aggiornado. “Muchos de nuestros pacientes no residen en esta ciudad, por lo que las ventajas de la e-salud radica en la posibilidad de hacerse un estudio de diagnóstico o someterse a los controles luego de una cirugía, sin tener que trasladarse a esta ciudad. Así se optimiza el tiempo del paciente y se brinda un servicio diferencial y mejor”, sostiene la doctora Giselle Ricur, médica de la institución. El programa de consulta virtual comenzó en 2001 y vincula a los consultorios de Mendoza y Buenos Aires mediante un sistema de videoconferencia que está montado en un “consultorio virtual”, donde se organizan y llevan adelante las consultas médicas a distancia. La e-medicina avanza lenta pero con paso firme. Mucho se ha hecho desde aquella primera cirugía a distancia.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte