TENDENCIA


Poemas al viento


Por Facundo Baños.


Poemas al viento 

México es la cuna de una experiencia artística que, en los últimos años y gracias a la fuerza de las redes sociales, creció exponencialmente: escribir poemas en paredes blancas. Aquí, un ejemplo.  

Armando Alanís Pulido, poeta mexicano, nació en Monterrey, la ciudad más grande del norte de México, y nunca se fue. Tiene 45 años y es dueño de una fama inusual. Todo comenzó en 1996. Tenía poco más de 20 años y decidió salir a la calle, con brocha y pintura, para dejar frases lindas en las paredes. Algunas le pertenecían; otras las tomaba prestadas de sus autores favoritos. 

Al percibir que los jóvenes de su ciudad ya no leían como antes, que habían perdido el gusto por la poesía, la literatura y el arte en general, a Armando se le ocurrió crear una movida para revertirlo. Y pensó en un nombre: Acción Poética. Hoy este colectivo trasciende fronteras. Descansa en las paredes de una treintena de países, sobre ambos márgenes del océano. Nuclea cerca de quinientas redes sociales y recluta un ejército de millones de seguidores. 

Armando no tiene nada que ver con todo eso. O sí. Él simplemente se animó a “colgar” la primera foto hace dos años, como si fuera un aficionado más. “Si los publicistas logran su cometido imponiendo necesidades a la gente, ¿por qué no podemos hacer lo mismo? Pongamos la poesía en todas partes, hasta comenzar a necesitarla”, se planta Armando. 

–¿Qué perseguís con Acción Poética?
–Mis poemas siempre están vinculados al amor y a la ciudad. Nuestro lema es “No hay ciudad sin poesía”. Me considero un obrero de la cultura. Estoy convencido de que si leemos más, seremos mejores personas. Todo lo que hago es para que la gente se acerque a la poesía y también para que exprese lo que siente. Atreverse a decir las cosas es complicado, y más aún, salir a la intemperie con un cubo de pintura para escribirlas en las paredes y que todo el mundo lo sepa. 

–¿Cómo serían esas “mejores personas” a las que aludís?
–La poesía nos hace más reflexivos, nos ayuda a cuestionar el devenir de la vida. A los mexicanos nos cuesta mucho conectarnos. Solo en el Distrito Federal o en Oaxaca ocurren algunas manifestaciones populares; en el norte, estamos muy metidos para adentro. Nos quedamos callados, no opinamos, no protestamos. La poesía tiene la capacidad de confrontarte contigo mismo, de que tengas iniciativas.   

–¿Cómo influyen las redes sociales?
–Internet nos ayudó a crecer, pero no hay que quedarse en eso porque, de esa manera, nos escondemos detrás de máscaras. Está de moda el “activismo like”: no cuesta nada regalar un clic. Yo sigo apostando por el muro real. Sin él, el virtual no existiría.
Armando tiene una mirada amplia respecto de los versos que sale a pintar. Algunas de sus frases son amorosas y simples, otras llevan una carga más importante, valores ligados con el compromiso social. Sucede, también, que ciertas ideas escapan de la órbita de su inventor y se diluyen en el pueblo, se filtran en las calles y se transforman en una bandera que es de todos… y no es de nadie. 

–¿Se está cumpliendo el objetivo de despertar curiosidad en la gente?
–Estoy convencido de que hemos generado nuevos lectores. De lo contrario, no seguiría haciendo esto. Poco a poco, las personas vuelven a interesarse por la lectura. 

–¿Qué logros de Acción Poética son los que más te sorprendieron?
–En una escuela argentina de chicos no videntes, se escribió la frase “Contame los colores del viento” usando el sistema Braille. A la vez, están apareciendo pintadas de Acción Poética en lenguajes originarios. En México hay casi setenta dialectos: es impagable que la poesía sea capaz de contener nuestras raíces. Pero lo más importante es haber conseguido instalar la poesía en las nuevas generaciones. ¡La poesía forma parte de la vida de los chicos! Eso es un gran logro.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte