TENDENCIA


Contra el reloj


Por Belén Herrera.


Contra el reloj 

El paso de los años ya no es un conflicto. Hoy existe una gran cantidad de procedimientos no invasivos destinados a reparar y retardar los efectos del envejecimiento.

Si tuviésemos la posibilidad de “firmar un pacto”, como hizo Dorian Gray en la novela de Oscar Wilde, para permanecer siempre jóvenes y bellos, ¿cuántos de nosotros lo haríamos? Ahora, gracias a los avances de la medicina y la tecnología, ya no es necesario. Con unos pequeños “toques” todos podemos vernos más rozagantes y frescos.

El envejecimiento de la piel es inevitable, primero porque va de la mano de nuestro reloj biológico, y después porque existe una serie de factores externos, como la exposición excesiva al sol, el estrés, la mala alimentación y el cigarrillo, que inciden en el aspecto del órgano más grande del cuerpo humano. Pero no todo es tan dramático. Así lo afirma la doctora Débora Kaplan, del Centro Chouela: “Actualmente existen diversas estrategias y alternativas terapéuticas que nos permiten detener el envejecimiento cutáneo con técnicas rápidas, indoloras y sin necesidad del bisturí, y que pueden ser utilizadas tanto en hombres como en mujeres que deseen retrasar los signos del paso del tiempo”.

La belleza antiage no se preocupa solo por el paso de los años en la piel sino también “por la prevención y los cuidados necesarios para evitar arrugas y deslucimiento prematuros”, como dice la doctora Marta Tielas, Directora Médica del Centro Médico Láser Aegyna. Además, ya no es necesario esperar a determinada época del año para realizar los tratamientos.

Nuevos avance

Entre los tratamientos más novedosos se destaca el láser fraccionado, que, según la doctora Natalia Attie, de Estética Buenos Aires: “Es uno de los procedimientos más efectivos en medicina antiage y reparadora”. El láser actúa mediante la emisión de miles de minúsculos haces que penetran hasta la dermis profunda a modo de columnas térmicas generando una energía que remodela el colágeno. Al referirse a su aplicación, Kaplan explica: “Se utiliza una crema anestésica que se coloca, antes del procedimiento, en el área que se va a tratar. Se apoya sobre la piel un cabezal que se desliza lentamente, el cual se usa junto con otro sistema que enfría el área. La piel puede permanecer enrojecida de 48 a 72 horas luego del tratamiento”.

“Mediante el uso del láser logramos eliminar o minimizar las hiperpigmentaciones, tensar la piel, renovar capas profundas, y tensar el párpado inferior, disminuyendo la visualización de las bolsas. El láser es útil en el tratamiento de cicatrices profundas de acné u otras, minimizando su aspecto y renovando la piel”, sostiene Tielas. 

Entre las ventajas de esta técnica, Attie destaca: “Al ser fraccionado, optimiza los resultados deseados, disminuye los efectos secundarios y la cantidad de tiempo de recuperación, permitiendo de esta manera que los pacientes retomen su rutina rápidamente”.Existe otro procedimiento con láser que resulta muy eficaz. Se trata del láser q-switch, que sirve para eliminar las manchas que aparecen en piel con la edad y como consecuencia de la exposición inadecuada al sol en cara, escote y dorso de las manos. “Es un tratamiento rápido e indoloro, cuyo objetivo es que el pigmento absorba la energía lumínica de la fuente de luz empleada y se fragmente en partículas más pequeñas, de tal forma que el organismo pueda removerlas, sin dejar cicatrices o despigmentación residual”, detalla Kaplan. 

Otra de las novedades es el ultherapy, que trabaja sobre la flaccidez de rostro y cuello. Se trata de un ultrasonido focalizado para lifting sin cirugía, que se realiza en consultorio y durante una hora. La doctora Irene Bermejo afirma: “El ultherapy sirve para la flaccidez levantando la zona de las cejas y dando mayor apertura a la mirada. Tiene los efectos del lifting pero con resultados naturales”. Combinado con otros tratamientos, como el plasma, la luz pulsada y los rellenos, sus resultados se potencian. 

En materia de aliados, la vitamina C es otro poderoso antioxidante que previene el daño dentro del ADN de las células. Además tiene la capacidad de aumentar la síntesis de colágeno. Por eso se ha vuelto uno de los ingredientes principales dentro de los gabinetes de belleza, por ejemplo en el tratamiento detox power, que sirve para desintoxicar, humectar y nutrir la piel del rostro. Esta técnica combina el uso de máscaras con extractos naturales, ampollas de vitamina C y masajes relajantes. Tielas explica que primero se aplica una máscara de bardana para descongestionar, desinflamar y desintoxicar la piel del rostro: “Sus propiedades antimicrobianas disminuyen la secreción sebácea y facilitan la eliminación de las impurezas de la piel”. Después, una segunda máscara a base de hierbas cardo Mariano brinda una poderosa acción antioxidante (diez veces superior a la vitamina E). A continuación se colocan ampollas humecto-nutritivas a base de un complejo natural de extracto de acerola, rico en vitamina C, que aportan a la piel hidratación, nutrición, y actúan como energizante celular. Para terminar, se realiza un masaje facial relajante que estimula la microcirculación y la oxigenación de la piel. “Esto produce un efecto antiestrés y una reducción de la hinchazón de ojeras y bolsas en los ojos”, concluye Tielas.

La terapia fotodinámica con luz de día es novedosa y eficaz. “Consiste en la aplicación de una sustancia fotosensibilizante sobre la piel y su posterior activación con luz solar o luz del día. Esta sustancia, por la acción de la luz, se activa e induce cambios beneficiosos en las células de la piel. Esta técnica permite eliminar las lesiones precancerosas, mejora la textura y el aspecto de la piel”, revela Kaplan.
Las células madre también son grandes aliadas a la hora de vernos bien. “El procedimiento consiste en extraer plasma rico en plaquetas –el concentrado de plaquetas autólogas del paciente en una pequeña cantidad de plasma– y tejido adiposo a través de una miniliposucción para obtener células madre. Estas se activan y se inyectan en las zonas por tratar”, dice Attie. 

Su aplicación permite eliminar arrugas, líneas de expresión, deformidades y asimetrías en general. Además posibilita el aumento de contorno de muslo, pantorrillas y caderas. También sirve para tratamientos capilares. Por último, para mejorar el aspecto del contorno de ojos, Kaplan recomienda el nuevo tratamiento ilux®, que explica así: “Combina la colocación subcutánea de ácido hialurónico y la aplicación de toxina botulínica en los músculos orbiculares de los párpados para lograr resultados inmediatos y satisfactorios, que mejoran paulatinamente en los días posteriores y logran una mirada mucho más relajada y juvenil”.

Estos tratamientos son muy apropiados, pero la prevención consiste en cuidar el rostro y el cuerpo todos los días con cremas y lociones específicas para cada tipo de piel. Limpieza, hidratación y pantalla solar son claves para lucir una buena piel.

Por la boca

La industria farmacéutica también mete la cola en el cuidado del cabello con propuestas de avanzada. “Lo más destacado de la nutricosmética capilar son los complementos cosmeto-alimenticios. Aportan volumen a la cabellera y hacen que exhiba mayor cantidad”, explica el tricólogo Miguel Ángel Cisterna. “Tienen taurina, un aminoácido que protege el bulbo de agresiones externas; catequinas de té verde y pepitas de uva, que refuerzan la microcirculación, y zinc, un elemento fundamental para la fabricación de queratina”, agrega.

Peeling, el eterno aliado 

El peeling es una exfoliación de la piel, que consiste en aplicar diversas sustancias químicas sobre la dermis para renovar sus capas y así eliminar imperfecciones. “Existen distintos tipos de peelings que pueden combinarse, y se adaptan tanto para hombres como para mujeres”, explica la maquilladora Taty Wust. Además de los ya conocidos peelings químicos o con punta de diamante, ahora se sumó el que utiliza blends. “El uso de blends, mezclas de aceites esenciales y vegetales, es una de las novedades incorporadas a este tipo de procedimientos exfoliantes para resolver problemas estéticos de la piel, como arrugas, hiperpigmentación melánica e hiperqueratosis. Esta nueva generación de ácidos tópicos provoca una renovación más profunda de las capas de la piel, con bajo poder de irritación, mayor tolerancia e hidratación residual”, asegura Wust. Existen varias maneras de utilizar estas mezclas, no solo durante la práctica del peeling sino también incorporándolas en cremas exfoliantes, o combinándolas con otros tratamientos. Claro que como no se trata de algo mágico, Wust indica que es necesario seguir una serie de cuidados cotidianos, como la limpieza, la hidratación, la utilización de cremas con distintos tipos de ácidos y el uso diario de protección solar con al menos SPF 30 aunque no haya una exposición directa al sol.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte