TENDENCIA


Todo se transforma


Por Carmen Ochoa.


Todo se transforma 
Aplicar la regla de las 3R y dar el ejemplo es el primer paso para cuidar el medio ambiente y concientizar a las próximas generaciones. Esta es la primera entrega de las fichas de Ecología de la revista Nueva. Reducir, reutilizar y reciclar” es el concepto de tres pasos básicos que propone disminuir la producción de residuos para contribuir al cuidado del medio ambiente; sin embargo, parece que a los argentinos nos falta habituarnos a esta idea.

Según las últimas estadísticas de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, dependiente del Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación, cada argentino genera 12.325.000 toneladas de basura por año, y la situación empeorará hasta incrementarse un 24% en 2025.

 Lo peor de esta cifra es que se refleja en la contaminación del medio ambiente y en basurales sin controles de acceso o monitoreo, transmisores de varias enfermedades. “Por eso, es fundamental cumplir con la regla de las 3R”, afirma Manuel Marengo, presidente de DondeReciclo.org, organización que promueve la práctica del reciclaje, e integrante de la ecológica tienda on-line MercadoLimbo.com. “Al reciclar optimizamos las materias primas que provienen de recursos naturales no renovables, pero, además, separar la basura en nuestro hogar contribuye a que miles de recuperadores urbanos (cartoneros), familias y fundaciones se financien y vivan de este circuito, y su trabajo sea muchísimo más fácil y digno”. 

Para afianzar el concepto, Marengo sostiene: “La mejor manera de promover en las próximas generaciones el hábito de reciclar es enseñándolo en la escuela, porque lo que los chicos aprenden ahí no lo olvidan jamás”.
Si aplicar los tres simples pasos de reducir, reutilizar y reciclar transformará nuestros hábitos de consumo, volviéndolos más responsables y sostenibles… ¿qué esperamos? Más allá de la escuela, el ejemplo comienza por casa.

¿Qué hacemos con lo que desechamos a diario? 

En los últimos 50 años, la generación per cápita de residuos sólidos se incrementó más de 5 veces en todo el planeta. Para bajarla: reducir el consumo, reutilizar y reciclar.

Bolsas plásticas

Elaboradas con polietileno de baja densidad, la naturaleza debe librar una batalla de 150 años contra ellas. Una buena opción es no utilizar bolsas plásticas, otra es transformarlas en una bolsa reutilizable con broches, Feriado Amor al Reciclado.

Envases Tetra Brik 
Demoran de 1 a 30 años en desaparecer porque lo que más tarda en degradarse es el aluminio de su interior. Más útil es convertir los tetras, junto con hojas de revistas viejas, en cartucheras artesanales, Alma Zen.

Papel y cartón 
Producir una tonelada de papel implica la tala de 15 árboles y el consumo de 250.000 litros de agua. Aunque tarda 1 año en degradarse, es mejor reutilizarlo. Como en estos coloridos canastos hechos de papel y cartón, Mundo Eco Art.

Latas 
10 años tarda la naturaleza en transformar una lata al estado de óxido de hierro. Sin embargo, pueden reutilizarse como floreros, maceteros o para ordenar el escritorio, Dekorateur.

Vidrio
Es reciclable en un 100%, pero librado al azar tarda 4000 años en degradarse. Mejor, reutilizar los frascos de vidrio como divertidos organizadores con tapas de animales, Cambio Lifestyle.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte